Noticias

Una reunión de Comisión Directiva plagada de polémicas

Casi dos meses después de la última reunión de Comisión Directiva, con suspensiones sistemáticas y un reclamo en la Inspección General de Justicia por parte de la oposición, los directivos de River Plate se reunieron y trataron una serie de temas polémicos y  candentes que van a derivar, entre otras cosas, en un aumento de la cuota social a partir de septiembre.

En River no hay paz. Cuando los problemas no fluyen desde el vestuario o el campo de juego, surgen de sus dirigentes. Es que luego de una serie de reuniones re-programadas y suspendidas, finalmente la Comisión Directiva millonaria pudo tratar una serie de medidas y  contrataciones que son del interés general del socio del Club.

En primer lugar, uno de los temas más importantes en la orden del día fue el tratamiento del aumento de la cuota social, que regirá a partir del 1º de septiembre. Como desde la AFA se autorizó un aumento de las entradas generales para el fútbol de Primera División  (pasaron de valer $40 a $60), los dirigentes de River pusieron como tope para el socio simple el monto de dos entradas populares, amparándose en lo que establece el Estatuto del Club. De esta manera, el socio simple pasará a abonar $119, mientras que el socio pleno deberá desembolsar $162. Esto es, un aumento de alrededor del 30% teniendo en cuenta los valores hasta el día de la fecha.

El debate fuerte de la reunión se dió con el tema refuerzos. Aprobados los contratos de Marcelo Barovero y Gabriel Mercado, cuando llegó el turno de Jonathan Botinelli salió a la luz un hecho insospechado: el ex jugador de San Lorenzo, que en todos los medios había salido a declarar que llegaba con el pase en su poder, en realidad no era jugador libre. Al menos en los papeles, ya que Unión San Felipe de Chile es para la FIFA el dueño de sus derechos federativos, y River Plate debería abonar $550.000 dólares si Botinelli juega el 25% de los partidos que el millonario debe afrontar en el Torneo Inicial 2012/13. Una desprolijidad más en una transferencia que involucra representantes, grupos empresarios, Clubes que actúan como terceros en discordia y el patrimonio de la institución que parece esfumarse en inversiones poco convincentes.

Como “frutilla del postre”, se puso en conocimiento de la mesa directiva un ofrecimiento de la empresa Adidas por siete años que rondaría los $45.000.000 de dólares. Una cifra muy importante y beneficiosa para el Club, pero que desatará una nueva novela, ya que la duración del contrato excede el mandato de la gestión actual y también la venidera. El contrato fue aprobado por Comisión Directiva pero el debate seguirá en Asamblea de Representantes, y allí promete ser más picante todavía.

Dejá tu comentario