La Máquina Radio Noticias

Celso Ayala: “El sueño de dirigir a River no me lo quita nadie”

 

POR UBALDO KUNZ (Incluye audio)

 

Anoche en LA MÁQUINA dialogamos telefónicamente con Celso Ayala, ex defensor de River y uno de los más ganadores en la última época dorada de la institución. Recordó aquéllos años de títulos y vueltas olímpicas, el inolvidable gol a Boca, analizó el presente y deslizó que su sueño es volver algún día al Club, pero esta vez con el buzo de entrenador.

Con el paso de los años, hay mitos que se agigantan. Los héroes son más grandes y las imágenes que quedan en nuestras retinas se vuelven más gloriosas. Será que el paso del tiempo permite tener una perspectiva de las cosas que hace valorar mucho más lo conseguido. Es lo que sucede hoy con aquellos dorados 90’s que el hincha de River hoy recuerda con nostalgia. El entrevistado, aquél aguerrido zaguero paraguayo de mil batallas, también parece sentirlo así: “Yo lo sigo recordando como uno de los momentos más felices de mi vida. Donde mejor me sentí en mi carrera deportiva fue en River, donde crecí como jugador, me realicé como jugador, donde gané muchísimas cosas y donde realmente me sentí muy bien”. Se llama Celso Rafael Ayala, y es uno de los jugadores que más títulos ganó con la camiseta de River. Mejor presentación que esa, imposible.

Las comparaciones siempre son odiosas, pero a la vez inevitables. Y cuando Celso se mete de lleno en el recuerdo de aquél plantel campeón de todo, no puede dejar de marcar una gran diferencia con la actualidad: “Fue una época brillante, teníamos un plantel muy rico, a nivel futbolístico y a nivel persona también. Jugadores ya hechos. A diferencia de lo que sucede hoy, aquél equipo era prácticamente un seleccionado, cada uno en su país, estábamos con Pedro (Sarabia) y con Nelson (Cuevas) que llegó después, en la selección paraguaya, la argentina, la uruguaya, la colombiana, era un seleccionado ese equipo, con jugadores que sabían lo que querían adentro de la cancha. Y lo que hacíamos dentro de la cancha era muy lindo, y sentíamos una satisfacción muy grande por poder jugar todos juntos

Celso Ayala es recordado como uno de los símbolos de aquél equipo que ganó casi todo lo que jugó. Fue un pilar fundamental de la defensa, pero no fue nada fácil asentarse en un equipo plagado de grandes jugadores. Necesitó de la confianza y la adaptación, y a la hora de los reconocimientos, hay un personaje fundamental en esta historia: “Ramón me dio confianza desde un principio desde el que él llegó. Mis primeros meses en River habían sido complicados, no sabía si iba a seguir o no. Cuando llegó Ramón me llama a Paraguay y me dijo que tenía que volver, que no podía ser que yo no juegue, y yo se lo retribuí dentro de la cancha siempre”.

A pesar que aquella primera etapa de Ramón Díaz como entrenador generaba desconfianza entre propios y extraños, Celso no tiene problemas en aclarar que los roles estaban claros, a pesar que muchas voces sostenían que el que dirigía ese equipo era Enzo Francescoli. El ex defensor millonario lo desmiente categóricamente: “Ramón es un técnico con carácter, tiene su personalidad, siempre motivaba. No es fácil entrar en un equipo donde todos son estrellas, todos son figuras, eran todos de seleccionado. Ramón tuvo la seguridad de manejarlo y tiene muchísimo mérito en todo esto, no se puede discutir. El técnico era Ramón, nosotros jugábamos y hacíamos lo que teníamos que hacer. Era una etapa dorada donde las cosas nos salían muy bien. Problemas nunca hubo“.

River se cansó de dar vueltas olímpicas, entre la Copa Libertadores, el tricampeonato local y la Supercopa, pero uno de los recuerdos más lindos que tiene Celso se dio en un recordado superclásico, aquél 3 a 3 agónico en el estadio Monumental, que hasta el día de hoy lo sigue recordando como uno de los más emotivos de la historia, sobre todo por su participación decisiva: “El gol a Boca fue algo muy lindo, espectacular, por haberle marcado un gol a Boca, por cómo venía el partido y por lo que significó. Ese partido lo pudimos haber perdido por 10 a 0, y sin embargo al final lo podríamos haber ganado por uno o dos goles. Se dio de esa forma y hasta hoy en día es de los goles que más recuerdo”.

Del pasado glorioso viajamos por un instante a un presente un tanto más complicado, El “Millonario” vivió el año más complicado de su historia en una categoría en la que no debería haber estado, y Celso lo vivió a su manera desde Paraguay: “River no tuvo que haber pasado nunca por esa situación, si las cosas en su momento se hubieran hecho bien, River jamás hubiera pasado por esto. River es un Club tan grande, que genera tanto, que es imposible que pasara esto. Sufrí mucho, porque a River lo sigo mucho, y cuando pasó sufrí muchísimo, porque es algo que te queda grabado para toda la vida. Fue triste en su momento, muy triste, porque un club tan grande que haya pasado por esa situación, a mi me sorprendió muchísimo”.

Sobre el cierre, Celso salió en defensa de su ex compañero y actual entrenador millonario Matías Almeyda: “es un técnico joven, que está empezando, de una generación muy buena. Uno en un momento hay que empezar y arrancar. La única forma de ir ganando experiencia es entrenando un equipo, y Almeyda tiene la gran suerte de estar en un Club grande como River. Tiene mucha responsabilidad, pero es un jugador del Club, que mamó lo que es el Club y sabe perfectamente lo que tiene que hacer, más allá que se le puedan dar los resultados o no”.

Finalmente, Celso cierra los ojos e imagina un nuevo regreso al Monumental, al lugar donde pasó sus mejores años futbolísticos, pero esta vez de una manera muy especial:  “Sueño con dirigir a River, ¿cómo no? Ese sueño no me lo quita nadie. Vivi tantos años y tantas cosas lindas que mi sueño y mi objetivo el día de mañana es dirigir a River. Ojalá la vida me de esa posibilidad, como dio la posibilidad de estar en ese club, poder jugar y ganar tantas cosas lindas. Vamos a seguir trabajando para que llegue algún dia esa posibilidad“.

Si no pudiste escuchar la nota completa, te damos la posibilidad de hacerlo, Desde LA MÁQUINA le brindamos un agradecimiento muy especial a Celso Ayala y los invitamos a disfrutar de una nota imperdible,

 

Dejá tu comentario