Efemérides

Hace 16 años debutaba Marcelo Salas en River

Por María Gabriela Parra

 

El 15 de septiembre de 1996 debutó con la camiseta de River Plate José Marcelo Melinao Salas, el “Matador” de Temuco. El “Chileno”, para el sentir popular con ese grito de guerra que bajaba desde los cuatro costados cada vez que el delantero marcaba uno de esos goles antológicos al que nos tenía acostumbrado.

El debut se produjo una lluviosa tarde en cancha de Huracán. Ese día gris, con un campo de juego complicado por el barrial que había en las áreas, el equipo de Ramón Díaz visitaba al “Globito” con la intención de seguir en la punta del torneo. Venía de dos triunfos y un empate, y lo seguían de cerca Independiente y Lanús.

A 15 minutos del final, con el partido empatado 2 a 2, el chileno ingresó  y a los pocos minutos de su debut con la banda roja en el pecho, mostró por qué lo habían pagado cerca de 2 millones y medio de dólares. El Juez sancionó penal para el “Millonario” y el “Matador” pidió la pelota para patearlo. Por supuesto, estaba Enzo Francescoli en el campo de juego, que era el habitual pateador, y terminó sellando el definitivo 3 a 2 para River. Pero la personalidad que mostró Marcelo Salas marcaba de alguna manera la ambición de ser el primer chileno en triunfar en la historia de River.

Su primer gol con la camiseta de River lo marcó ni más ni menos que en la Bombonera contra el clásico rival. De ahí en más, iba a nacer una idolatría inquebrantable. Ganó los Aperturas ’96 y ’97 y el Clausura ’97 (el tercer tricampeonato de la historia millonaria), la Supercopa de 1997 (con dos golazos de su autoría en la recordada final contra el Sao Paulo) y en su segunda etapa como jugador dio la vuelta olímpica en el Torneo Clausura 2004.

Más allá que su último paso por el Club estuvo signado por las lesiones y la irregularidad, para el hincha millonario haber vuelto a entonar el “chileeeeeno, chileeeeeeno” será siempre volver a revivir una de las etapas más gloriosas de nuestra historia

 

Dejá tu comentario