Efemérides

Efemérides: Se cumplen 43 años del debut de “Mostaza” Merlo en River

Por María Gabriela Parra

El 21 de Septiembre de 1969, en un partido contra Estudiantes de La Plata en el Monumental y con Ángel Labruna como entrenador, debutó Reinaldo Carlos Merlo con la camiseta de River Plate.

Hasta los 14 años jugó de 9 en el “baby” y en la novena división, hasta que Carlos Peucelle le dijo: “mire joven usted tiene que ser medio campista” y “Mostaza” tomó éste consejo.

Jugó 15 años consecutivos ( de 1969 a 1984) y disputó 562 patidos. Metió 11 goles y ganó 7 títulos con la camiseta número 5 de River en la espalda. Además, tiene el récord de partidos jugados contra Boca, 35 de carácter oficial.

Una pieza vital en la cancha, que formó parte de los denominados “Tres Mosqueteros”. con Juan José López y el “Beto” Alonso. Atravesó los años sin conquista de River hasta 1975 con su pierna fuerte. Todos los años tenía un posible reemplazo, pero por su lucha siempre terminaba siendo el titular.

Luego de retirarse en 1984 siguió su carrera en el fútbol pero como director técnico. Dirigió a River Plate en dos etapas: 1989/90 y 2005,  a Chacarita Juniors (1997),  Deportes Temuco de Chile (1998), al Atlético Nacional de Medellín (1999), Belgrano de Córdoba (2000), Racing Club (en dos etapas: 2001 y 2006), Estudiantes de La Plata (2005), Barcelona de Guayaquil (2008), Rosario Central (2009 y 2010) y a los seleccionados argentinos juveniles (1990/94). Además, fue ayudante de campo de Alfio Basile en el seleccionado mayor de Argentina.

Nunca jugó de forma profesional en otro equipo, lució una sola camiseta y siempre tuvo un verdadero corazón millonario. Con su cabellera y su voz característica, dejó su huella en estas palabras que son imborrables en su sentimiento hacia River:

“Sabia que era la última vez en que me iba a vestir de jugador de River, pero no me dí mucha manija. Intenté no emocionarme, aunque esto realmente no pude cumplirlo: el aliento de la gente, en todo momento, desde que baje de la concentración hasta que llegué al banco de suplentes, fue increíble. Se me cayeron las lagrimas…Ahí supe que, en realidad, yo jamás me voy a terminar de ir de River”

Dejá tu comentario