Noticias

Almeyda mete mano para visitar a Arsenal

Por Ubaldo Kunz

 

En la práctica de hoy por la tarde en el predio de Ezeiza, Almeyda probó algunas variantes de cara al partido con Arsenal en Sarandí. Debido a la ausencia de David Trezeguet y el estado físico de Rodrigo Mora, el “Chino” Luna podría debutar en la delantera por primera vez desde el arranque. También probó otro sistema, con tres en el fondo. Por el momento, son más las dudas que las certezas.

“Del dicho al hecho”…hay una distancia abismal en este River. Nuevamente, el discurso es el mismo. Hacia afuera, el mensaje fue “superamos a Racing todo el partido, sólo perdimos por una pelota parada”. Hacia adentro, los cambios, vueltas de tuerca y búsquedas incesantes del entrenador millonario dicen otra cosa.

En el entrenamiento de hoy por la tarde en el Monumental, Matías Almeyda paró desde el arranque a los once que tenía en su cabeza para enfrentar al último campeón del fútbol argentino: Barovero; González Pírez, Pezzella, Bottinelli, Martínez; Sánchez, Ponzio, Aguirre, Rojas; Funes Mori y Luna. A este equipo, le costó horrores generarle algo de peligro a un combinado de suplentes y jugadores de la Reserva y terminó el primer tiempo del ensayo con un pobre 0 a 0.

En la segunda etapa, el técnico de River sorprendió con un cambio de esquema: afuera Martínez, adentro Manuel Lanzini. El equipo titular quedó así parado con una línea de tres en el fondo, cuatro volantes, un enganche y dos puntas. Minutos más tarde, ingresaron Facundo Affranchino por Carlos Sánchez y Rodrigo Mora por Carlos Luna. Ahí se le abrió el arco a Rogelio Funes Mori, aunque la práctica terminó empatada en uno, ya que el uruguayo había marcado mientras formaba parte de la alineación de los suplentes.

Sin confirmaciones pero sí con algunos indicios, Matías Jesús comienza a delinear un equipo que contará con la ausencia de David Trezeguet (irá al banco de suplentes). Después, son más las dudas que certezas, aunque sí se puede augurar algo: la “nueva era” del 4-3-3 parece haber llegado a su fin en Liniers.

Dejá tu comentario