Noticias

River visita a Arsenal con muchos recaudos

En los últimos dos entrenamientos de la semana Matías Almeyda confirmó lo que era un secreto a voces: River jugará en Sarandí con un esquema cauteloso, al menos desde el sistema y los apellidos que desde el inicio saltan a la cancha. ¿La nueva era finalizó en Liniers?

Los cambios permanentes son generalmente síntomas de búsqueda, de intento de superación, de ensayo y error, si se quiere. Pero cuando una modificación transita de un extremo al otro, sin una línea clara, si lo que está en juego es la identidad, lejos de todo lo anterior, estamos más bien delante de una clara muestra de inseguridad. De pérdida de timón. Al menos, es lo que River muestra hoy dentro del campo de juego, con tantas variantes que aportan más confusión que respuestas a los interrogantes que cada fecha plantea.

Hoy, en Sarandí, River presentará cinco modificaciones: Leandro González Pírez por Jonathan Maidana, Ramiro Funes Mori por Diego Martínez, Ezequiel Cirigliano por Ariel Rojas, Rodrigo Mora por Rogelio Funes Mori y Carlos Luna por David Trezeguet. Medio equipo afuera. Una dupla delantera que jugará por primera vez juntos. Una defensa de cuatro marcadores centrales que tratarán de anular el juego aéreo de Arsenal, su arma principal. Y un medio campo que desde los nombres parece ofrecer más fricción y pelea que fútbol y claridad.

Después, la pelota empieza a rodar y, claro está, todos los análisis previos se van al tacho. Pero desde el vamos, el hincha de River espera otro tipo de propuestas, más ofensivas. Aún estando lejos del rendimiento individual de los jugadores que ingresan al verde césped, la identidad debería ser uno de esos valores que no se negocian.

Almeyda sabe que está en la cuerda floja, y que otra derrota puede ponerle un fin a su ciclo como entrenador del conjunto millonario. Es por eso que a Sarandí River va a jugar con muchos recaudos. A esperar que pasa. ¿La nueva era terminó en Liniers?

Si hablamos de “la era de la confusión”, esa era comenzó hace un buen tiempo, y este domingo, se prepara para escribir otro capítulo.

Dejá tu comentario