Fútbol Amateur

Inferiores: En Ezeiza, River superó ampliamente a Boca

En el predio de Ezeiza, River Plate superó con amplitud a Boca Juniors en rendimiento y resultados. Una ráfaga inesperada de la visita en la Quinta impidió conseguir el 100% de los puntos. De todos modos, terminó invicto y celebrando dos victorias muy valiosas.

La jornada la abrió la Cuarta División que dirige Jorge Gordillo. Los chicos tuvieron un buen primer tiempo y superaron a Boca durante gran parte del cotejo, pero le costó materializar la diferencia en el marcador. Mariano Ridao, luego de un rebote, pudo romper el cero y vencer la valla de Carlos Márques, arquero Xeneixe, que hasta el momento parecía invencible. Luego, River puedo estirar el marcador nuevamente en los pies de Ridao, aunque también contó con una buena actuación del arquero campeón de la Copa Libertadores Sub-20, Gaspar Servio, que le tocó intervenir en un par de ocasiones, cuando el conjunto visitante fue con todo en busca del empate.

Buen triunfo de River, merecido por lo hecho en el global del partido. Quinto triunfo consecutivo para los dirigidos por el “Tapón” Gordilla, que vienen sumando y pidiendo pista para jugar en Reserva.

La figura: Mariano Ridao

 

En el segundo turno, se vivió un partido electrizante, que pareció con final cerrado por el desarrollo del encuentro y el marcador, pero que terminó teniendo un sabor agrio para los dirigidos por Claudio Viscovich. En la primera etapa, River se puso rápidamente en ventaja por el gol de cabeza que marcó Federico Markunas a los 6 minutos. El conjunto millonario siempre fue más peligroso y ambicioso. Sobre el final de la etapa inicial, el Xeneixe se quedó con un jugador menos por la expulsión de Federico Martínez, y apenas inició el complemento, Lucas Pugh estiró la ventaja para el millonario.

¿Partido liquidado? Para nada. Porque el cojunto visitante encontró el descuento rápidamente, a los 10 minutos del segundo tiempo, y en una ráfaga impensada, consiguió la igualdad a los 13. Baldazo de agua fría para los chicos de River. A pesar del empate final y el sabor amargo por perder tres puntos que estaban casi en el bolsillo, los dirigidos por Viscovich merecieron más y superaron a Boca Juniors durante gran parte del partido, que con un jugador menos, apostó al contragolpe y le salió bien.

La figura: Lucas Pugh

 

Por último, la jornada en Ezeiza se cerró con un gran triunfo de Sexta, que con goles de Pablo Carreras y Nicolás Fitaiolli derrotó por 2 a 1 al Xeneixe. Fue el partido más sufrido, al menos desde el rendimiento. Porque el Millonario fue más, porque en el primer tiempo superó con amplitud al visitante y se fue al descuento con un 2 a 0 que hacía prever un complemento sin sobresaltos.

Sin embargo, River se quedó, Boca despertó y se puso a tiro, cuando Yamil Romero puso el descuento a los 15 minutos del segundo tiempo. El Millonario bajó en su rendimiento, sufrió las estocadas del visitante, y para colmo desaprovechó en los pies de Giovanni Simeone un penal que tuvo faltando cinco minutos. Sufrió, pero los clásicos se ganan, y terminó festejando y gozando de la última victoria que torció la historia favorable para los de Nuñez en el global.

La figura: Pablo Carreras

Dejá tu comentario