Noticias

David Trezeguet: “River es mi prioridad”

 

En el día de su cumpleaños, David Trezeguet le puso paños fríos a los rumores que lo alejaban de River en el futuro inmediato. Habló de sus ganas de estar en el próximo superclásico, pero al mismo tiempo reconoció las dificultades y obligaciones legales que tendrá que afrontar en los próximos días. ¿De qué depende la continuidad del Rey David con la banda roja? Pareciera que ni el propio jugador aún está en condiciones de aseverarlo…

 

Son días intranquilos para el goleador franco-argentino. En las últimas semanas, su rendimiento futbolístico quedó eclipsado por completo por rumores vinculados a su intimidad, su familia, su círculo más íntimo. Aunque se esfuerce en aclarar que nada de esto tenga que ver con su merma en su performance dentro del verde césped, los hinchas, incrédulos, comienzan a ver de reojo el alejamiento que David Trezeguet instaló desde su ausencia en los entrenamientos previos al partido con Arsenal en Sarandí.

Sin embargo, el propio David trata de pensar en presente y mirar hacia atrás, con todo lo que consiguió en este corto tiempo desde que se calzó la banda roja. Aunque inevitablemente las preguntas del colega de Diario Popular apuntan a lo que viene, a lo que podría pasar en diciembre de 2012, el Rey que vino del fútbol árabe analiza el hoy, lo vivenciado y lo conseguido hasta la fecha. “Yo estaba en Emiratos pensando más en el futuro que en el fútbol presente y en cosas relacionadas con competencia, entrenamientos y partidos. River me hizo volver a sentirme un futbolista. Fue una revolución para mi y siempre estaré siempre agradecido. Me devolvió las ganas de jugar al fútbol”.

En ese presente cercano, el Rey David sueña con jugar su primer River-Boca por los puntos. Y ni más ni menos que en el Monumental. Lo vive como el “sueño del pibe”, pero sabe al mismo tiempo que vivirá días complejos en esa semana previa: “Espero poder estar en ese partido, cuenta mucho en lo deportivo y en lo personal como hincha, porque puede ser mi primer superclásico oficial. Hay un conjunto de cosas. Soy el primero en querer estar, pero hoy en día no depende de mi”.

Lo que sí depende de él, según sus propias palabras, es su futuro a partir del año entrante. Más allá de todos estos problemas que viene afrontando desde su divorcio y los rumores que lo alejan de la institución más ganadora del fútbol argentino, David todavía enciende una luz de esperanza para los hinchas de River que sueñan con seguir gritando sus goles con la camiseta millonaria: “Que yo siga depende exclusivamente de mi. De lo que tenga ganas, de lo que desee, del proyecto y de las condiciones. Si se da todo para seguir lo haré sin inconvenientes. De lo contrario veré qué hago. Para mi lo más importante era ascender y luego ayudar a dejar una base sólida en el plantel. El futuro son estos chicos, no el mío, y ellos saben hacia dónde tienen que ir. Eso es importante para mi como jugador, como hincha y en especial para el club”.

Sin embargo, pese a que el Rey David reconoce que River está entre sus prioridades a futuro, hay una parte afectiva que lo liga al fútbol francés, más específicamente al Mónaco: “La gente de allá siempre me trató bien y me dio la posibilidad de dar un gran salto en mi carrera, así que se que tengo las puertas abiertas. Pero es un momento importante en mi carrera y en lo personal, por eso hay que reflexionar y pensar a fin de año que hacer con un balance de todas las cosas. Tomaré un decisión en su momento y eso incluye a River que es algo que representa mucho para mi y merece todo mi respeto”.

Con un futuro incierto en lo deportivo, con problemas familiares que restan resolverse, con un presente futbolístico que no lo deja satisfecho y un físico que comienza a sentir el ritmo de la competencia. Así inició David Trezeguet sus 35 años. Con más dudas que certezas. Pero a la vez con la exigencia y un “hambre deportivo” que cuesta encontrar hoy en día en el fútbol argentino.

Dejá tu comentario