Noticias

En Ezeiza se define el futuro

Por Ubaldo Kunz

Hace instantes finalizó el cónclave entre cuerpo técnico, dirigentes y plantel en el predio de Ezeiza.  Almeyda aprovechó para despedirse  de los jugadores, luego de sellar de común acuerdo con los directivos el final de su ciclo como entrenador. El domingo no dirigirá ante Lanús.

Hace minutos, en el predio que River tiene en Ezeiza, terminó de tomar forma lo que comenzó a cocinarse ayer luego del entrenamiento. La reunión en la casa del presidente de la institución sirvió para aclarar lo que todo el mundo presuponía: Almeyda ya había dejado de ser el entrenador millonario.

Poco antes de las 17 horas, los jugadores, el cuerpo técnico y la primera plana de la dirigencia de River fueron llegando al predio de Ezeiza, mientras los medios aguardaban afuera la orden para poder ingresar. En ese lapso, hasta que los jugadores salieron a realizar la entrada en calor, sucedieron dos cosas: por un lado, Almeyda y sus colaboradores agradecieron al plantel por el compromiso que mostraron a lo largo de su ciclo; por otro lado, con Daniel Passarella y Diego Turnes a la cabeza, los directivos consensuaron con el cuerpo técnico la desvinculación y acordaron que no dirigirán el próximo encuentro frente a Lanús.

Minutos más tarde, con los jugadores y Almeyda en pleno entrenamiento, los dirigentes se retiraron en sus vehículos y el presidente millonario se detuvo unos minutos para negar que fue echado por teléfono y aclarar que “la salida de Matías fue consensuada”. Además, agregó: “creímos los dos que eso era lo mejor. No hemos hablado con ningún DT. A partir de mañana empezaremos”.

Por otra parte, al ser consultado sobre el futuro entrenador de River, Passarella dejó en claro que el candidato número uno es Ramón, pero no el único: “No hemos hablado con ningún técnico, vamos a hablar con tres  o cuatro. Ramón es uno de ellos, siempre y cuando él quiera hablar con nosotros”.

Más allá de los declaraciones del Kaiser, off the record algunos personajes allegados al riojano afirman que ya se produjeron los primeros contactos y que las ambiciones económicas del “Pelado” Díaz no serán impedimento para que se convierta en el próximo entrenador millonario. Dependerá de Passarella y la voluntad de dejar de lado las asperezas y diferencias que han venido negando la posibilidad del regreso al técnico más ganador de la historia de River.

Dejá tu comentario