Noticias

La difícil tarea de encontrar el enganche

refuerzos 2013Este mediodía en conferencia de prensa, Ramón advirtió sobre las dificultades que encontrará River para reforzar el equipo, sobre todo de mitad de cancha hacia adelante. Suenan nombres, se barajan apellidos con pasado en el Millonario, pero las posibilidades se achican… 

Apenas asumió como entrenador de River, Ramón Ángel Díaz levantó una de las banderas futbolísticas más esperadas por los hinchas millonarios: “mi equipo jugará con enganche”, apuntó el riojano como punta de lanza de un ciclo que apunta a recuperar el estilo de juego perdido hace tiempo. Además, prometió que llegarían refuerzos importantes, de renombre, que desde el teléfono ya le había manifestado su voluntad de volver a Nuñez.

Sin embargo, 96 horas después, el “Pelado” bajó el tono de su discurso y fue un poco más “terrenal” a la hora de hablar de las futuras incorporaciones: “Hay jugadores que son muy difíciles de traer por la parte económica, pero tenemos muchas alternativas. Trataremos de elegir lo mejor para River. Si no podemos traer jugadores de afuera, traeremos lo mejor a nivel local”.

¿Qué pasó desde aquél viernes eufórico a este martes moderado? En principio, que ningún club querrá desprenderse fácilmente de sus figuras. El primer nombre que surgió fue el de Andrés D’ Alessandro, que le tienta volver al River con Ramón en el banco, pero el Inter de Porto Alegre no está dispuesto a resignar dinero y lo habría valuado en 5 millones de euros, una cifra prácticamente imposible de alcanza para las arcas millonarias.

Debajo del “Cabezón”, hay otros nombres que circularon como alternativas. Algunos con pasado riverplatense, como son los casos de Pablo Aimar y el Daniel Montenegro, de distinto presente. Al primero lo quiere Ramón pero tiene contrato con el Benfica por un año más, y difícilmente pueda rescindirlo. Es más, la entidad portuguesa estaría dispuesta a extenderlo por un año más por una cifra considerable, y en ese terreno River no puede competir. Distinto es el caso del “Rolfi”, que está a punto de desvincularse del América de México y quiere regresar al país. El inconveniente en este caso es que se metió Independiente y el jugador ya habló con Américo Gallego.

En las últimas horas, otros apellidos han surgido del entorno de Ramón. Uno es el de Jonathan Fabbro, de gran presente en el fútbol paraguayo. Sería uno de los refuerzos que “encajan” en el presupuesto millonario, aunque habrá que esperar la cotización de Cerro Porteño. El otro es Diego Buonanotte, que no está jugando muy seguido en el Málaga, pero que en los últimos partidos ingresó pocos minutos y marcó. Además, teniendo en cuenta la famosa discusión por el 15% que “se perdió en el camino” luego de su transferencia, es difícil que llegue a River con esta dirigencia.

Pese a que Ramón quiere un central y un volante por izquierda, la prioridad es el 10. Tarea más que dificultosa en un mercado de pases con altas cotizaciones y que promete escasos movimientos.

 

Dejá tu comentario