Efemérides La Máquina Radio Noticias

Luis “Araña” Amuchástegui: “River es uno de los mejores clubes del mundo”

Amuchastegui
Foto: Alejandra Colmenares Prieto

A 27 años del triunfo por 5 a 4 sobre Argentinos Juniors en el campeonato ’85/’86, recordamos aquella histórica jornada de la mano de Luis Amuchástegui, uno de los goleadores de aquél equipo del Bambino.

El 26 de enero de 1986, el Monumental fue testigo de uno de los partidos más emocionantes de los últimos treinta años. De un lado, el equipo del “Bambino” Héctor Rodolfo Veira, líder del torneo y -por lejos- el mejor equipo de la temporada. Del otro lado estaba Argentinos Juniors, el último campeón de la Copa Libertadores de América, que días antes de aquél encuentro venía de perder la recordada final contra la Juventus en Japón.

“Ese fue el partido base, de ahí fuimos directamente al campeonato. Parecía un partido de tenis, porque no había media cancha. Yo creo que si no se hacía echar Pumpido habríamos ganado 7 u 8 a 0″, sostiene la “Araña” Amuchástegui, aquél wing derecho cordobés recordado por su cabellera repleta de rulos y sus corridas electrizantes .

Casi tres décadas después, sin su cabellera enrulada y varias canas encima, recuerda ese encuentro como si fuera hoy: “Yo tuve dos opciones de gol, una que le metí una cuchara, picó en la línea del arco y se fue por arriba. Después hay otra, en un contragolpe, se la tiro por un lado al arquero y voy por el otro. Me di vuelta y viene Batista, y yo digo “que va a llegar Batista si es una lenteja bárbara”…la toco despacito y llegó justo. El “Flaco” (Francescoli) venía de atrás y me quería matar…”

A la hora de recordar ese equipo, Luis Amuchástegui apuntó al sacrificio, la humildad y el hambre de gloria como grandes virtudes y características para ganar absolutamente todo: “Era un equipazo, nunca vi un equipo de hombres y de figuras, es imposible que cuando hay muchas figuras se arme un gran equipo. Pero ese equipo tenía todo”, recordó la “Araña”, y agregó: “Lo que más me quedó de ese plantel es que había muchos campeones del mundo, como Gallego, Pumpido, Alonso, Ruggeri, y ellos siempre te inculcaban de seguir ganando cosas. Es importante en mi vida ahora como técnico, de nunca quedarse uno con lo que ha hecho, siempre hay que ir por más”.

Por último, recordó el homenaje que recibieron los campeones del ’86 de parte de los integrantes del Frente Ángel Labruna en el Café “Los Angelitos”: “ Lo viví con una alegría muy grande, porque hacía mucho tiempo que no veía a los chicos”. Y al igual que en aquella inolvidable noche, concluyó: “Como dije ese día, para mí River es de los mejores clubes del mundo”.

Escuchá la nota completa a Luis Amuchástegui en el siguiente enlace:

Dejá tu comentario