Efemérides

El comienzo de un año histórico e inolvidable

1975 estudiantesUn día como hoy, hace 38 años, River Plate iniciaba el camino de un año histórico e involvidable. Fue un 16 de febrero de 1975. Casualmente, contra el mismo rival que enfrentará el “Millonario” en pocas horas. Y si de coincidencias se trata,  con el regreso de un ídolo e hijo pródigo del Club en el banco de suplentes: don Angel Amadeo Labruna.

River Plate venía de diecisiete años de frustraciones. Grandes equipos que quedaron en el camino, arbitrajes dudosos que privaron al “Millonario” de varias vueltas olímpicas y la necesidad de romper con una racha inaudita para la historia del equipo más ganador del fútbol argentino.

Aquél 16 de febrero de 1975, River enfrentó a Estudiantes de La Plata en el Monumental, por la primera fecha del Torneo Metropolitano de aquél año. El equipo conducido por “Angelito” Labruna había generado grandes expectativas, especialmente por los refuerzos que habían arribado a Nuñez. Los dos nombres más importantes que debutaron aquella jornada contra el “Pincha” fueron Roberto Perfumo y Pedro González. Además, Oscar “Pinino” Más regresaba al club luego de dos temporadas en el Real Madrid.

El debut del equipo de Labruna no fue lo esperado por la multitud que reventó las boleterías del Monumental. El encuentro finalizó en un empate sin goles, aunque River fue ampliamente superior y mereció algo más. En aquella jornada, el defensor “Pincharrata” Frasoldati salvó cuatro pelotas en la línea, cuando el arquero de Estudiantes ya estaba vencido.

Pese a la frustración, River Plate comenzó en aquella tarde de febrero a construir un equipo inolvidable, que rompió la racha maldita y terminaría celebrando el bicampeonato a fines de 1975. Un año memorable, glorioso. Un año en el que River volvió a ser River. ¿Y si creemos en las casualidades?

Por Ubaldo Kunz 

Dejá tu comentario