El Club La Tribuna

Se cagan en el socio

reventa

Mientras los socios de River padecen un nuevo canje, en varios sitios de internet aparecen entradas a precios de reventa. ¿Quién las regula? ¿El Club la denuncia? ¿Hasta cuándo la tomada de pelo?

Cada vez que se acerca un canje de entradas, el estado de situación es el mismo: muchos socios con cuota al día aparecen inhabilitados y el servidor de LivePass se satura inmediatamente. Pero más grave e indignante es todavía la presencia de miles de tickets que se expenden en distintas páginas web y agencias de turismo.

Está claro que el canje -primero obligado por el Gobierno de la Ciudad, hoy “sugerido”- vendría a ser una solución al enorme caudal de asociados, que superan la capacidad del estadio Monumental. Sin embargo, no hace falta tener una vista muy afilada para notar que hay tribunas que suelen mostrar algunos huecos y que en ciertos sectores hay una masiva presencia de turistas que no son socios del Club.

La indignación crece cuando en la web pueden encontrarse entradas para todos los gustos. Además del ya clásico Mercado Libre, en el sitio www.viagogo.com cualquier sujeto con ganas de ir a ver a River no tiene más que tener disponible en su tarjeta de crédito y podrá acceder a cualquier partido, tanto de local como visitante, desde el encuentro contra Tigre hasta el final del torneo.

reventa 2Como se ve en la imagen, en el detalle de cada partido aparecen distintas opciones para el comprador. Por ejemplo, para el próximo domingo hay populares que van desde los $278,96, mientras que la platea más barata tiene un valor de $306,85. No hace falta aclarar que estas ubicaciones deberían ser gratuitas para el asociado, o en su defecto, destinadas al reciente abono que aprobó la Comisión Directiva. Y lo más curioso de todo es que en todos los partidos se repiten las cantidades y los precios. ¿Muy curioso no?

Mientras el socio pierde horas de su vida familiar frente a una computadora y los días subsiguientes en las boleterías, el sentido común no entiende de excusas y explicaciones burdas. O mejor dicho, entiende que el canje es funcional a la reventa indiscriminada. Si nadie pide el carnet un día de partido, si absolutamente nadie es capaz de denunciar a quienes venden de manera sistemática sus entradas en los sitios de internet, si hay contingentes enormes de extranjeros que ingresan al Club como si fueran sus dueños de toda la vida… ¿cómo se hace para no sospechar, mínimamente, que hay algo turbio detrás de un sistema que sólo se aplica en River?

¿Por qué no transparentar un mecanismo sospechoso y sospechado hasta por un niño que recién inicia su ciclo escolar? Falta de voluntad, quizá. O complicidad, tal vez. O un poco de ambas cosas, ¿quien sabe? Lo concreto es que el socio de River sufre el atropello de propios y extraños. Y ese maltrato cada día se profundiza un poco más.

Ah, en diciembre hay elecciones. MEMORIA.

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario