Noticias

Tuvieron revancha

Foto: Olé
Foto: Olé

River venció a Colón por 2 a 1 y los jugadores le devolvieron la confianza a Ramón Díaz. Trezeguet y Ponzio marcaron para la victoria y el “Millonario” recuperó la punta (aún debe jugar Lanús)

Hace una semana River jugaba uno de sus peores partidos, siendo ampliamente superado por su rival. Cuando se hablaba de cambios, Ramón Díaz creyó en la revancha y le otorgó toda su confianza a sus jugadores, poniendo los mismos nombres en cancha, este domingo.

River salió totalmente decidido en la primera parte. David Trezeguet había avisado con un disparo que se fue cerca del palo, y a los 11 minutos Ponzio metió el centro al área y Pozo despejó débil dando rebote ante un Trezeguet que  no dudó y puso el 1 a 0.

Bottinelli pudo ampliar el marcador de cabeza pero la pelota se fue muy por arriba. Por su parte, Colón respondió con un disparo de Curuchet, que se fue apenas por arriba del travesaño.

20 minutos después de ponerse arriba en el marcador, y tras un buen desborde de Rodrigo Mora por derecha, Ponzio convirtió un golazo rematando al palo derecho del arquero “Sabalero”, poniendo el 2 a 0 en un partido donde el dueño de casa dominaba el encuentro. La última de la primera parte la tuvo el visitante, con un cabezazo de Bastía que Barovero logró sacar.

En la segunda parte River sufrió demás, ya que dejó que los hilos los manejara la visita, quien hacía retroceder al local. Allí, Barovero fue gigante en el arco más grande del mundo. El ex Vélez privó que Colón lastimara al “Millo” en más de una ocasión, de manera categórica.

A los 29 minutos, “Trapito” logró despejar el remate potente de Curuchet, pero la pelota le quedó a Gigliotti que no perdonó y descontó.

Así, River volvió a ganar siguiendo victorioso en casa y recuperó la punta del campeonato, a la espera del encuentro entre Lanús y Arsenal. Ramón les dio una segunda oportunidad a sus jugadores, que tuvieron a Emiliano Díaz en el banco, y a pesar de tener cosas para corregir, le demostraron que ellos pueden.

Por Juliana Palleros –

Dejá tu comentario