La Máquina Radio Noticias

Opinión de la semana: Tiempo de convicción

Por Ezequiel ParraRamon Tandil-

 

En el diccionario “Ramoniano”, Ganador es casi la palabra única por excelencia. Y no es un adjetivo azaroso, o enarbolado por decisión impositiva de Ramón. Él se lo gano a fuerza de sudor, goles y actitud. No solo lo consiguió dentro de la cancha, sino también fajado en trajes, desde el corralito, donde los directores técnicos contienen sus ganas de saltar al campo de juego, hundidos en un mar de emociones. Con el tiempo como evolución constante de vida, le fue añadiendo colores y conceptos que lo fueron engrosando. Hoy, con ese diccionario, pregona el camino a seguir.

Sin embargo, y contra todas sus esperanzas, lo que alguna vez fue, no puede ser. El tridente “G” (ganar, gustar, golear), lejos está de salir del armario. Que los rivales vuelvan a sentir que con River se pierde o, como mucho, se empata, ya es algo de efeméride. Avizorar que el contrario va a venir al Monumental a perder por menos de 3 goles, o que va a poner los micros sobre la línea del arco, es mirar todo el día VHS de la década de los ’90. Podría llenar millones de páginas en blanco con ejemplos como estos. No es mi intención, mucho menos mi deseo. Y de Ramón, menos.

El tiempo pasó y hay que aceptarlo. Es momento de re-construir, de trabajar en conjunto, de aunar esfuerzos, de leer entre líneas, de interpretar bien lo que se pide y se necesita. Es el momento de mostrar un cambio.

Ramón debe tener la sapiencia necesaria para transmitir su convicción a los jugadores. Ellos deberán convencerse del mensaje, y convencernos desde el campo de juego, que éste River va a ser el que nos traiga devuelta aquel que siempre fuimos, y nunca debimos dejar de ser.

Es tiempo de convicción.

 

Dejá tu comentario