Noticias

Un triunfo clave para soñar en grande

Lanzini festeja su conquista frente a All Boys (Foto: Diario Olé)
Lanzini festeja su conquista frente a All Boys (Foto: Diario Olé)

En el Monumental, el equipo de Ramón derrotó a All Boys por 2 a 0 y se acercó nuevamente a la punta. De la mano de Lanzini y Luna, el “Millonario” volvió a festejar en casa, se ilusiona con la clasificación copera y se mantiene en la pelea del torneo.

Después de la pálida imagen que dejó River en el último superclásico, los dirigidos por Ramón debían dar una muestra de carácter en condición de local ante un rival siempre complicado como All Boys. Más allá del derby, los antecedentes en el Monumental no ayudaban, ya que venía de tres empates al hilo (Vélez, Arsenal y Quilmes).

Como era de esperarse, el local monopolizó el balón durante gran parte del desarrollo del juego. El conjunto de Floresta, muy replegado en el fondo, casi que resignó la faceta ofensiva y se dedicó exclusivamente a aguantar los embates millonarios. Tal es así que a los 30 minutos del primer tiempo la visita se quedó con diez hombres.

River, con mucha paciencia y a veces poco cambio de ritmo, se las ingenió para llegar al arco rival y convertir a Cambiasso en figura. A los 13 minutos tuvo la primera en los pies de Rogelio Funes Mori, que le apuntó al pecho del “1” de All Boys, luego Iturbe en la segunda jugada la mandó por arriba del travesaño. A los 25 sorprendió Jonatan Maidana, que tiró un lujo luego de un corner y casi convierte de taco. Y 13 minutos más tarde, Cambiasso tapó de manera espectacular un gran remate de Iturbe desde afuera del área.

El conjunto de Ramón avisó pero recién concretó a los cinco minutos del complemento, a partir de una jugada que nació en los pies de Lanzini y terminó en el “10” en posición de rebotero para abrir el marcador, luego de un gran centro de Iturbe y una buena habilitación de cabeza de Funes Mori.

El resultado era justo por acumulación de llegadas y la búsqueda en el arco rival. Pese al hombre de más y el resultado a favor, a River le costó manejar el trámite del encuentro. Si bien All Boys generaba poco peligro en el arco de Barovero, el “Millonario” acumuló un sinfín de faltas cercanas al área que podrían haber arriesgado el triunfo.

Sin embargo, en tiempo de descuento, Rodrigo Mora metió una corrida extraordinaria y al enfrentar a Cambiasso, generoso, dejó a Carlos Luna solo frente al arco para poner cifras definitivas y darle a River un triunfo clave que le permite acercarse a la punta y volver a soñar en grande.

 

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario