Noticias

River cayó en el debut en La Plata

FOTO: Diario Olé
FOTO: Diario Olé

River debutó en el Torneo Incial con una derrota en La Plata. Sin jugar bien, River mereció el empate, pero encontró en el arco rival a Monetti, la gran figura del encuentro. 

El dominio empezó siendo del local. Desde la presión y el ahogo propuesto por los volantes del equipo que dirige Pedro Troglio, River comenzó incómodo, apurado, impreciso. Así, recibió los primeros cascotazos contra el arco de Barovero.

La primera llegada importante de River fue a los 15 minutos, luego de una buena maniobra individual de Osmar Ferreyra, que conectó Lanzini de cabeza y se fue muy cerca del palo izquierdo de Monetti. Un minuto más tarde, Carbonero disparó desde larga distancia y su remate pasó al lado del palo derecho del arquero tripero.

A partir de ahí, River emparejó el trámite y comenzó a controlar más la pelota. Gimasia disminuyó la intensidad en la presión y eso le permitió al “Millonario” jugar más cómodo. Aun así, no tuvo profundidad ni generación de peligro. Sólo a los 41 minutos, desde una pelota parada de Leonardo Ponzio que buscó a Maidana por abajo, pudo acercarse al arco de Monetti, que tuvo poco trabajo.

En el complemento, los primeros minutos mostraron nuevamente a un equipo visitante dominador del balón, pero sin pólvora en los últimos metros. La primera aproximación clara del equipo de Ramón fue a los 25 minutos, gracias a una habilitación de Lanzini que dejó al “Malevo” mano a mano con Monetti, que salió rápidamente para tapar el remate. Un minuto después, Ferreyra buscó revancha desde afuera del área y el arquero “tripero” desvió por encima del travesaño.

Cuando el partido parecía que se iba en un empate inalterable, a los 28 minutos Maidana cometió un penal infantil que Lucas Licht no desaprovechó y sentenció el marcador. Porque en un partido cerrado, parejo, con pocos espacios, el que golpeara primero se aseguraba los tres puntos.

En los últimos minutos, Monetti le ahogó el grito al debutante Carbonero en una gran atajada. Después, alcanzó a desviar un buen cabezazo de Gio Simeone.

River se fue de La Plata con las manos vacías. Más allá de la injusticia del resultado, mostró que sigue peleado con el gol y preocupa la poca cantidad de refuerzos que trajo en ese sector. ¿Se viene un equipo Teo-dependiente?

Por Ubaldo Kunz / @Sepu79

Dejá tu comentario