Noticias

Los accesos al estadio, un gran dolor de cabeza

P1250013

El socio de River sigue sufriendo por causas ajenas a la pelota. De las horas frente a una computadora, a pasar demasiado tiempo en los controles.

Una vez más el hincha de River debe sufrir para ir a ver a su equipo. Los ”parates” de control son cada vez más y requieren de demasiado tiempo.

Este año se vio cómo los vallados de control se multiplicaron e ingresar al Monumental lleva más minutos que antes, ya que avanzar cuesta demasiado. Lo ilógico, aunque a esta altura ya no sorprendente, es ver cómo este problema se incrementa más aún cuando se juega sin público visitante, cuando todo debería ser simplificado.

Los hinchas aguardan por grupos durante varios minutos y la llegada se hace larguísima. Más aún como este viernes, donde siendo día laboral más el problema del tránsito, la gente llegó sobre la hora y todo se hizo más complicado.

Los hinchas se impacientan y la policía se revoluciona. Algunos no pudieron ir a sus sectores habituales y terminaron en otra tribuna, mientras la seguridad corría de un lado a otro. Otros directamente llegaron con el partido empezado.

Para el hincha de River, ir a ver a su equipo en su propia cancha, en la previa es un dolor de cabeza.

Por Juliana Palleros –

Dejá tu comentario