Noticias

Vacío atroz

FOTO: Ubaldo Kunz I La Máquina
FOTO: Ubaldo Kunz I La Máquina

El pueblo millonario se vio privado de presenciar el triunfo en el Nuevo Gasómetro por una prohibición ridícula.  La cabecera donde habitualmente se ubicaba el público de River lució vacía, a pesar que hubo venta de entradas para los hinchas del Ciclón.

Cuesta acostumbrarse. Es que las tribunas abarrotadas de gente eran una pintura habitual donde jugara River. Y desde medidas prohibitivas y superficiales obligaron, una vez más,  a ver escaleras “peladas”, deslucidas, repletas de soledad.

Esta vez el escenario fue el Nuevo Gasómetro. A pesar de los precios accesibles que dispuso la dirigencia azulgrana,  los hinchas de San Lorenzo eran contados con los dedos de las manos en esa despoblada tribuna. Un paisaje desolador teniendo en cuenta que se trataba de un clásico con una rivalidad creciente en los últimos años. Y encima, en una copa internacional.

De este manera, los simpatizantes millonarios se quedaron con las ganas de ver el triunfo de River en el Bajo Flores, el primero desde el año 2004. Hubo que esperar mucho tiempo. Ojalá que no sea el mismo para volver a vivir en carne propia el clima que un partido como el de esta noche amerita.

 

Dejá tu comentario