Noticias

Dura caída en el Monumental

River cayó ante Colón en el Monumental (FOTO: DIario Olé)
River cayó ante Colón en el Monumental (FOTO: DIario Olé)

El equipo de Ramón cayó en el Monumental 2 a 1 contra Colón y volvió a dejar una pálida imagen. Quedó lejos de la punta y no encuentra el juego que pretende el DT. Lo único rescatable: el gol de Teo.

Pocos imaginaron un comienzo así. Mucho menos en la previa de este partido, que tenía como principal ingrediente el tan ansiado debut de Teo, la incorporación estrella de este mercado de pases para River.

Como obliga la historia, el Millonario fue el protagonista excluyente desde el minuto cero. Con mucha posesión de balón, aunque poco cristalizada en situaciones de gol. La más clara fue a los 28 minutos, cuando el arquero sabalero desvió un remate de Rodrigo Mora que pudo ser el primer grito de la tarde. Al principio, lo había tenido Álvarez Balanta de cabeza. Pero fue demasiado poco teniendo el balón casi toda la primera etapa.

En el complemento, de entrada los dirigidos por Ramón salieron a apretar bien arriba y casi convierte Vangioni, pero Germán Montoya mandó al corner la mejor jugada colectiva del equipo local. Pocos minutos después, el Sabalero “madrugó” a la defensa de River y puso el 1 a 0 parcial luego que Curuchet la empujara abajo del arco. A partir de ahí, la ansiedad del público millonario se trasladó al campo de juego. River perdió la paciencia y comenzó a repetirse una y otra vez en centros de Vangioni y Carbonero o remates de media distancia en los pies de Leo Ponzio. Así, obligó varias veces al arquero de Colón a intervenir. Pero sin la elaboración que el público que copó el Monumental pretendía del equipo.

A pesar de la búsqueda de La Banda, Colón se puso 2 a 0 luego de otra jugada que encontró mal parada a la defensa de River luego de una pelota parada. Así, a los tumbos, el Millonario buscó y encontró el descuento en los pies de Teo, que marcó su primer gol en el debut, y nada más.

Sobre el final, un penal no sancionado a favor de River lo privó de un empate que hubiese sido más justo. Aunque de todos modos, no habría ocultado las falencias que viene mostrando el equipo desde el final del torneo pasado. Sólo que esta vez, aun, no hubo lugar para ilusionarse con una vuelta olímpica.

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario