Noticias

River derrotó a All Boys en el Monumental

FOTO: Diario Olé
FOTO: Diario Olé

Por la octava fecha del Torneo Inicial 2013, River Plate derrotó a All Boys en el Monumental. El único tanto del partido lo marcó Carlos Carbonero, que convirtió su primer gol con la camiseta millonaria.

Con pocas horas de descanso y poco tiempo para pensar en el equipo de Floresta por el viaje a Ecuador, el Millonario superó un duro escollo en el Monumental. Cuando la impaciencia del hincha iba en aumento, apareció Carbonero en el área para anotar el único tanto del encuentro.

En el primer tiempo, los primeros veinte minutos tuvieron una intensidad poco habitual en el fútbol argentino. El medio campo era una zona de tránsito y los volantes de ambos equipos llegaban con mucha profundidad al área rival. La primera posibilidad la tuvo Teo a los dos minutos. Inmediatamente, respondió All Boys con Mauro Matos.

River fue más que All Boys porque manejó más y mejor la pelota. Fue más prolijo en la salida y no perdió la paciencia a la hora de buscar los espacios para llegar hasta el área de Cambiasso. La más clara fue el mano a mano que el “1” del equipo de Floresta le tapó a Federico Andrada.

En el complemento, las virtudes que había mostrado el millonario desaparecieron por completo cuando All Boys ajustó las marcas y achicó los espacios hacia atrás. River no sufrió tanto en defensa, pero le costó horrores generar juego y penetrar la defensa del Albo. Además, evidenció un notable cansancio físico por el desgaste hecho en Loja.

La única llegada clara del local fue a los 32 minutos, cuando Carbonero definió de zurda por encima del travesaño casi abajo del arco. Fue un aviso de lo que pasaría tres minutos después, luego de un tiro de esquina que alcanzó a peinar Maidana en el primer palo y dejó mano a mano al colombiano con Cambiasso, que terminó empujando la pelota a la red gracias a una carambola en con el arquero de All Boys.

Después del gol, River desaprovechó varios contragolpes que pudieron ampliar la ventaja. Algo que hubiese sido injusto por la pobreza futbolística del equipo millonario en el segundo tiempo.

River encontró el gol cuando menos lo merecía y lo desperdició cuando mejor jugó. Con muy poco le alcanzó para ganar un partido fundamental para no despedirse de manera tempranera del torneo, aunque el gran objetivo parece ser otro.

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario