Noticias

River consiguió un triunfo clave sobre el final

FOTO: Diario Olé
FOTO: Diario Olé

En el sur, el equipo de Ramón consiguió un triunfo agónico en un partido polémico y peleado hasta el final. Teo hizo calentar a todo Lanús y Mercado pudo gritar de cabeza un gol que vale mucho más que tres puntos.

Lanús y River protagonizaron un verdadero partidazo en “La Fortaleza” granate. Por emociones, por situaciones de gol, por la dinámica que sostuvieron durante los 90 minutos ambos equipos.

En el comienzo, los primeros minutos fueron del conjunto local, que construyó desde la presión en la mitad del campo los primeros ataques de peligro. No iban 2 minutos y Barovero ya había evitado el primer gol de Lanús. Sin embargo, River levantó y mostró su mejor faceta como visitante  de los 15 a los 30 minutos de juego, con un gran trabajo de Matías Kranevitter por la derecha, el fútbol de Manuel Lanzini y el sacrificio de Teo a la hora de pivotear.

A los 19′, luego de una buena jugada colectiva del equipo de Ramón, Agustín Marchesín envió al corner un buen remate de Teo que ingresó por la derecha. Cinco minutos después, el arquero granate tapó abajo un buen disparo de media distancia del “Malevo” Ferreyra. A los 27′, River tuvo la más clara en los pies de Teo, que quedó casi mano a mano con Marchesín y volví a ganar el “1” local.

River dejó pasar su mejor momento del partido y sobre el final volvió a insinuar Lanús en el arco de Barovero, que le tapó a Pereyra Díaz un mano a mano. Situación que se repitió en el complemento, con el equipo de los “Mellizos” presionando bien arriba y arrinconando al Millonario contra su valla. Nuevamente, el “1” de la visita volvió a aparecer cuando más lo necesitó La Banda.

A pesar de la presión incesante de Lanús y el tiro en el palo del “Pulpito” González, River siguió generando peligro, sin tener la pelota. Cuando mejor jugaba el local, Somoza casi convierte en su propia valla luego de un contragolpe estupendo que nació en los pies de Teo. En la jugada siguiente, el “Malevo” volvió a probar desde afuera y Marchesín mandó la pelota otra vez al corner. Y Manu Lanzini casi fabrica una réplica del gol que le hizo a Loja hace tres días.

Las emociones más fuertes llegaron sobre el final. Primero, con un topetazo de Paolo Goltz contra el recién ingresado Augusto Solari, que debió haber sido penal. Cuando volvió la pelota, Teo le dejó los tapones a Goltz en su tobillo izquierdo, en otra jugada que mereció expulsión. Inmediatamente, el ex-Huracán derribó a Mercado y generó el tiro libre desde el cual River ganó el partido.

La floja respuesta de Marchesín -su único error en el partido- fue aprovechada al máximo por el lateral millonario, que gritó con alma y vida el tanto que valió algo más que tres puntos, teniendo en cuenta la calidad del rival, el escenario, el momento del partido y, sobre todo, porque se viene el superclásico en siete días.

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario