Noticias

A 27 años de la Copa Libertadores 1986

river1986-e1351537601732

Hoy se cumplen 27 años de la obtención de la Copa Libertadores de 1986, el primer título internacional que quedó en las vitrinas del Club Atlético River Plate. Por eso, proponemos un viaje en el tiempo, para recordar el histórico equipo del “Bambino”  y el camino que debió recorrer para conseguir el máximo título del continente americano.

River Plate tuvo dos oportunidades de ganar la copa Libertadores. Una fue con Peñarol en 1966,  la otra con el Cruzeiro de Brasil en 1976. En la primera, perdió la final de manera increíble, luego de ir ganando 2 a 0. En la segunda, las lesiones y suspensiones debilitaron al notable equipo que dirigía don Ángel Labruna.

Por eso, la Copa de 1986 tenía un condimento especial. Por la casualidad de los años terminados en seis, pero fundamentalmente por lo que significaba para ese plantel y, en especial, para Norberto Osvaldo Alonso, uno de los máximos ídolos de la historia riverplatense, que jugaba su última Libertadores y no quería retirarse sin ser campeón de América.

El sorteo de la Confederación Sudamericana de Fútbol depositó a River en la “Zona 1”, donde le tocó compartir grupo con dos aguerridos equipos uruguayos (Peñarol y Wanderers de Montevideo) y Boca Juniors, el archival de toda la vida.

En el debut, el equipo del “Bambino” igualó en la Bombonera 1 a 1. River no había jugado bien y para colmo Graciani había puesto en ventaja a los de la ribera. Pero en una jugada preparada, Boca jugó mal a la ley del off-side y Roque Alfaro aprovechó para empatar cuando se moría el primer tiempo. Así, el “Millonario” rescató un punto importante en el inicio del certamen.

Luego, viajó a Montevideo y se trajo dos victorias de Uruguay: doblete de Antonio Alzamendi para derrotar a Wanderers 2 a 0 y de Centurión para vencer a Peñarol por el mismo marcador. En el Monumental, cosechó tres  victorias al hilo: le ganó al “Carbonero” otra vez 3 a 1 (Centurión, Enrique y Alonso), goleó al Wanderers  4 a 2 (Alonso x 2, Alzamendi y Centurión)  y se impuso en el superclásico por  1 a 0 (Alzamendi).

En las semifinales, que se jugaban en grupos de tres equipos y sólo el que clasificaba en primer lugar llegaba a la final, se enfrentó con Argentinos Jrs (último campeón de la Copa Libertadores) y el Barcelona de Guayaquil. En primer término, empató 0 a 0 contra Argentinos Jrs. como visitante. Luego, venció al Barcelona, primero 3 a 0 en Guayaquil y después  4 a 1 en el Monumental. Argentinos Jrs. derrotó a River 2 a 0 en el Monumental, pero perdió con el Barcelona en Guayaquil, lo que llevó a jugar un dramático desempate que terminó igualado 0 a 0. Ese resultado terminó clasificando al conjunto millonario por diferencia de goles a favor (River tenía +4 y Argentinos + 2).

El 22 de Octubre se jugó la primer final contra el poderoso America de Cali. Juan Gilberto Funes, que había sido figura en Millonarios de Bogotá, era un jugador temido por los colombianos. Por eso fue titular y el “Bambino” acertó. Funes y Alonso marcaron los goles a los 23 y 26 minutos del primer tiempo, mientras que Roberto Cabañas descontó para el local. El partido de ida finalizó 2 a 1 y River había quedado a un paso de un título que ya era obsesión.

El 29 de Octubre se jugó la segunda final en el Monumental. Se recaudaron 1.394.420 dólares y el estadio explotó de gente. River formó con Pumpido; Gordillo, Gutiérrez, Ruggeri, Montenegro; Héctor Enrique, Gallego, Alfaro; Alonso; Alzamendi y Funes. Recién a los 24 minutos del segundo tiempo llegó el gol del “Búfalo” Funes, que con una media vuelta a puro coraje venció a Julio Falcioni, arquero del equipo caleño.

De esta manera, River Plate se consagraba por primera vez campeón de la Copa Libertadores de América. Así, este equipo ingresaba en la historia del Club más grande de Argentina.

Por Ubaldo Kunz

Dejá tu comentario