Noticias

│Copa Sudamericana │River Plate vs. Lanús: Uno x Uno

FOTO: Diario Olé
FOTO: Diario Olé

Marcelo Barovero (6,5): No tuvo responsabilidad en los goles. Evitó con algunas intervenciones que la diferencia fuera más amplia.

Gabriel Mercado (4): Empecinado en pelearse con Lautaro Acosta, se fue del partido y fue pura impotencia. No gravitó nunca en ataque. En la marca alternó buenas y malas.

Germán Pezzella (5): A pesar del error en el segundo tanto de Lanús, fue lo más regular en el fondo. ´La gente le reconoció el amor propio al final del encuentro.

Jonathan Bottinelli (2): Una máquina de cometer errores, foules y habilitar a cuanto delantero granate pasara cerca del área de River. Una producción para el olvido.

Leonel Vangioni (3): Desordenado, pasado de revoluciones, sin claridad a la hora de jugar. Perdió muchos balones, Melano lo volvió loco y Ramón lo sacó en el entretiempo.

Matías Kranevitter (7,5): En el medio de tanta mediocridad, una bocanada de aire fresco. Enorme despliegue en la recuperación y la marca. Mostró amor propio. Fue el único que despertó ovaciones en una noche con muchos reclamos.

Leonardo Ponzio (1): Espantoso partido del capitán. Perdió un sinfín de pelotas. Regaló una estancia a sus espaldas y Lanús lo aprovechó. Desorden en estado puro.

Osmar Ferreyra (3): No gravitó en ofensiva. Metió una patada descalificadora en el primer tiempo. Y nada más.

Jonathan Fabbro (4): Intentó jugar a su ritmo y lo comieron siempre. Su mejor aporte vino de la mano de la pelota detenida.  

Juan Carlos Menseguez (4): Otro que intentó más de lo que concretó. Sin espacios, le costó explotar su velocidad. En la única que pudo imponer su juego, llegó al fondo y metió el centro atrás para el gol de Teo.

Teófilo Gutiérrez (4): Jugó bien cerca del área, como le pidió Ramón. Participó poco y nada de la elaboración. Sólo tuvo que empujarla en el gol del descuento.

INGRESARON:

Jonatan Maidana (5): Entró para armar una línea de tres. Alternó buenas y malas.

Carlos Carbonero (5): Aportó más verticalidad por la derecha. Encaró siempre, pero lo costó imponerse en el mano a mano.

Manuel Lanzini (3): Demasiado individualista. No le salió una.

Dejá tu comentario