Noticias

1er Aniversario de la fiesta de River en Nueva York

FOTO: Hernán Amorini I FIlial Nueva York I La Máquina
FOTO: Hernán Amorini I FIlial Nueva York I La Máquina

La Filial de Nueva York cumplió un año de un hito que quedará en la historia no sólo de la filial, sino también del Club Atlético River Plate.

Aquél domingo soleado de mayo, mientras los neoyorkinos tomaban sus tequilas y margaritas disfrutando el día patrio mexicano y los turistas se paseaban por un Times Square iluminado como siempre, los hinchas más fieles del mundo, los hinchas más apasionados del planeta, los hinchas de River, se congregaban en las icónicas escaleras rojas de Times Square, copándolas, y cubriéndolas de nuestros colores.

Cuando lo organizamos, al principio, no sabíamos cómo iba a salir. Pensamos que con suerte llegábamos a los 60, 70 personas…pero el hincha de River es diferente. Llamálo, y el tipo viene con bombo, redoblantes, trapos, paraguas, globos, bengalas…somos así, como dice la bandera, “delirio y carnaval”. No hay con que darle, somos distintos, donde estemos seremos locales, como dice la canción.

Y así fue. En la previa al superclásico, las escaleras se empezaron a llenar, hasta que no daban más, éramos muchos…y la fiesta siguió abajo, enfrente de la mirada atónita de tanta gente que no sabe de fútbol, y que no entendía cuál era la ocasión para tanto festejo y jolgorio. Los que sabían de futbol sí, ellos nos miraban con admiración y se iban con la certeza de que es verdad, esa banda de River es la que manda en la ciudad, es la que más aguante tiene.

La fiesta siguió por toda la Broadway, con 200 pibes de River que vinieron de todos lados, de Queens, de Brooklyn, de New Jersey, de Maryland, de Washington, hasta de Argentina, que hacían turismo y de repente se encontraron con la pasión por River, que no sabe de fronteras. Hermosa sensación, caminando por la avenida más famosa del mundo, sin oposición, y cantando por River, orgullosos de nuestro amor.

La fiesta siguió todo el dia, enfrente del bar que es nuestra casa, el Monumental de Manhattan, y luego al entrar: el mismo dueño del bar dijo que nunca había visto algo así, y eso que llevan 25 años de futbol de todo el mundo y de todos los equipos en esas paredes…pero nadie es como la gente del Millo.

En esos somos inigualables…y una vez más la gente de River creó algo que quedará en la historia del club, el día que River copó toda la ciudad por primera vez…

Por Hernán Amorini
Vicepresidente de la Filial River Plate Nueva York

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario