Básquet Polideportivo

Roberto Santín: “Alegría por haberle ganado a uno de los candidatos”

IMAGEN: Alejandra Colmenares Prieto II La Máquina
IMAGEN: Alejandra Colmenares Prieto II La Máquina

(INCLUYE VIDEO) El entrenador del primer equipo de básquet de River Plate dialogó mano a mano con LA MÁQUINA tras la victoria en el debut en el Torneo Federal. “Hay que ilusionarse pero no apurarse”, aseguró.

El Microestadio del Monumental volvió a ser testigo de un partido vibrante. El conjunto millonario se quedó con una victoria durísima y muy festejada ante Temperley. Tras la victoria, Roberto Santín dialogó mano a mano con LA MÁQUINA y contó cómo lo vivió al costado de la línea: “Con todos los nervios y la ansiedad de un debut, con la alegría de haberle ganado a un equipo candidato, que la temporada pasada jugó semifinales, con experiencia en la Liga, ganar de local ante nuestro público…tengo una alegría enorme”, indicó.

A pesar de la ventaja obtenida en la primera etapa (parcial de 38-26 para los de Santín), a River le costó sostener la diferencia en la segunda mitad y sufrió más de la cuenta. Al respecto, el entrenador de La Banda explicó: “Los rivales también juegan. Los partidos de básquet tienen alternativas cambiantes, ellos son un muy buen equipo. Nosotros no pudimos sostener el ritmo y la efectividad que tuvimos en el primer tiempo. A pesar que logramos 83 puntos, se hizo un partido muy trabado y friccionado, donde los dos equipos mantuvieron el score desde la línea de foul”.

Para finalizar, el DT del Más Grande resaltó la importancia de debutar con el pie derecho, pero fue cauto en relación al futuro: “Las expectativas siempre son grandes, y más a partir de hoy que se ganó. Pero esto es muy largo, son treinta partidos, es una temporada muy dura, con rivales muy duros. Hay que ir partido por partido, no hay que apurarse. Hay que ilusionarse pero no apurarse”, concluyó.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario