El Club Museo River

El Museo River inauguró nuevas atracciones

IMAGEN: Ubaldo Kunz II La Máquina
IMAGEN: Ubaldo Kunz II La Máquina

(INCLUYE GALERÍA – PRÓXIMAMENTE VIDEOS) El Museo River presentó en sociedad las nuevas atracciones y el cuarto local de River Store, que reemplazará al viejo RiverManía. Con la conducción de Sergio Goycochea, la presencia de Amadeo Carrizo y la visita de Guillermo Vilas, las autoridades del club recorrieron las instalaciones y se abrazaron a la gloriosa historia del Más Grande.

Un viaje en el tiempo para llegar a una vieja boletería y revivir los tiempos de La Máquina. Un túnel que atraviesa un pasado glorioso, un brillante porvenir, para arribar a un presente lleno de copas, en el que River vuelve a ser River. La evolución tecnológica para experimentar la realidad virtual y el sueño del pibe: ingresar al campo de juego del Monumental y ser recibido por una fiesta inigualable. También, un photobooth para llevarte un recuerdo impreso y un código QR para no olvidar a los riverplatenses que levantan la bandera del Más Grande por el Mundo.

Estos atractivos, más la inauguración del cuarto local de River Store, fueron la excusa ideal para decir presente en el Museo River, donde la prensa pudo vivir el estreno de todas estas novedades. Pero además, hubo momentos de magia y emoción, como fue la llegada de Amadeo Carrizo en un viejo colectivo de principios del siglo XX y  la proyección de un video que se podrá disfrutar en el sector de las copas, con testimonios de los protagonistas de los seis títulos conseguidos durante la gestión actual.

Así, el Museo millonario consiguió una vuelta de tuerca a la hora de adaptar sus instalaciones a las últimas conquistas y dio, además, un paso importante en materia de innovación tecnológica. Visita obligada para el pueblo riverplatense, tanto para el que conoció el viejo espacio como para el que no lo hizo hasta la fecha.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario