El Club Museo River

River presentó la camiseta en homenaje a Angelito

IMAGEN: Ubaldo Kunz II La Máquina Radio
IMAGEN: Ubaldo Kunz II La Máquina Radio

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES Y VIDEO) Autoridades, futbolistas del plantel profesional y los hinchas como protagonistas principales presentaron este mediodía la nueva camiseta alternativa del Más Grande, que rinde tributo al eterno Ángel Labruna.

Con la conducción de Luciana Rubinska y Santiago Vázquez, más la presencia de las autoridades de River Plate y Adidas Argentina, el Museo River se vistió nuevamente de gala. Esta vez, para una presentación más que especial y emotiva. Es que en el Día Internacional del Hincha millonario, el protagonista fue el simpatizantes de La Banda. Y el más recordado, como no podía ser de otra manera, fue Don Ángel Labruna.

Luego de una introducción, ingresó al escenario un grupo de hinchas que salió sorteado en un concurso institucional bajo el slogan #RiverSosVos, a la par de las grandes figuras del plantel profesional. Entre ellos, Andrés D’Alessandro, Rodrigo Mora, Jonatan Maidana, Lucas Alario, Gonzalo Martínez y Leonardo Ponzio.

Tras una breve palabra de los protagonistas, tomó el micrófono el presidente Rodolfo D’Onofrio y contó cómo nació el Día Internacional del Hincha de River, que nació como una propuesta de la vieja Subcomisión del Hincha presidida por Juan Manuel Grassi, que hoy alienta desde el cielo junto a Angelito.

Hubo tiempo para más emociones. Y llegaron, justamente, con el momento cúlmine de la presentación. Luciana Rubinska contó hasta tres y los invitados especiales abrieron sus camperas para descubrir la nueva camiseta alternativa. Ese manto sagrado que rinde tributo al eterno Ángel Labruna y que se llevó todos los aplausos.

Hubo amor a primera vista. Por eso, los hinchas colmaron las instalaciones y arrasaron con la nueva indumentaria.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario