Fútbol Profesional

Gallardo: “Fuimos un equipo compacto, seguro y contundente”

EL MUÑECO, FELIZ POR LA PRODUCCIÓN DE SU EQUIPO EN COLOMBIA (IMAGEN: Prensa River)

(INCLUYE VIDEOS) En conferencia de prensa, el entrenador millonario destacó la tarea de su equipo ante el DIM. Además, disparó contra el árbitro por la decisión de jugarlo en condiciones anormales, resaltó la mentalidad de sus dirigidos para afrontar los inconvenientes y habló de una crítica desmesurada frente al juego de River.

Una conferencia de prensa atípica. Como hace mucho no enfrentaba Marcelo Gallardo. Es que los periodistas colombianos se plantaron ante los micrófonos, tomaron la palabra y decidieron abandonar la sala por el destrato del jefe de prensa millonario, que no dejó ingresar a los colegas del país cafetero a una rueda de prensa que había ofrecido Jonatan Maidana el día previo al partido. 

Luego de la intervención de los colegas, el Muñeco tuvo la chance de explicar lo que vivió, en un partido raro, muy raro. Sobre todo en la primera etapa: “Me parece que el partido estaba injugable, el campo de juego estaba injugable. Increíblemente, en ese período de 25 minutos me parece que se demoró demasiado pararlo para ver si se podía volver a la normalidad. Corrían peligro la salud de los futbolistas, no entendía la demora por la cuál no se suspendía, por lo menos momentáneamente. Después de veintipico de minutos primó el sentido común y decidieron pararlo. Me pareció sensato”, apuntó el entrenador del Más Grande.

Más allá de la crítica a la terna arbitrar, el DT de La Banda destacó la personalidad de sus dirigidos para afrontar las dificultades que presentó el mal tiempo: “Nosotros jugamos un muy buen partido, viendo cómo se presentó con las condiciones climáticas que no eran las ideales, el campo de juego estaba bastante pesado y se hacía difícil que la pelota rodara con normalidad. Creo que lo que mostramos fue una buena mentalidad, carácter para jugar el partido y hoy fuimos un equipo que fue contundente, dentro de lo difícil que era jugar. Fuimos un equipo compacto, seguro y contundente”, aseguró.

“En el juego mejoramos. Por momentos nos encontramos bien. Cuando hablo de mentalidad no es salir a la cancha y tratar de imponerte desde lo futbolístico y desde lo físico. Hubo también momentos de rareza, como empezar un partido cuando no se tenía que jugar, irse al vestuario, estar una hora con cierta dificultad para saber si vas a jugar o no vas a volver a jugar, si jugábamos dentro de una hora, dos horas o mañana. Ahí es donde rescato una muy buena cabeza para sostenerse y salir a jugar con la misma concentración, sabiendo que es un partido de Copa. Lo importante sería poder sostenerlo. Ojalá sea este el inicio. Es muy difícil cuando venimos sin competencia, tener que mostrar una condición óptima cuando venís sin juego. A nosotros no nos favorece venir con poca competencia. Desde ahí hablo de lo mental. Prepararse para venir con esas dificultades, en un campo difícil, contra un equipo que juega bien y por momentos ser superiores, como lo demostramos durante muchos momentos del partido”, agregó Marcelo Gallardo.

Para finalizar, habló sobre las críticas que viene recibiendo su equipo y la necesidad de bajar un poco ciertas ansiedades:  “Yo dije que me iba a preocupar si el equipo, después de cinco o seis o siete partidos, no aparecía. Somos exagerados y apresurados también, y está bien que lo sean porque River exige esto. Pero nosotros tenemos que ser más calmos. Yo no me puedo volver loco porque tengo la necesidad de reflexionar sobre varios partidos, no sobre uno solo. Autocrítica cuando no jugamos bien existe, está. No somos un equipo que le escapa a la autocrítica cuando no juega bien. Es bueno que nos pase esto para saber que tenemos una identidad en la que nos debemos sostener. Me gusta cuando mi equipo muestra una identidad y se sabe a lo que River juega. Hoy fue una muy buena muestra”, concluyó.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario