Fútbol Profesional

Ningún cuento Chino

EL CHINO ROJAS, UNA DE LAS FIGURAS DE RIVER EN MEDELLÍN (IMAGEN: Prensa River)

Ariel Rojas volvió a la titularidad y fue uno de los puntos altos de River ante Deportivo Independiente Medellín. El Chino fue la rueda de auxilio de Leo Ponzio en la contención y el socio de Nacho Fernández a la hora de la elaboración.

Desde su partida a mediados de 2015, al millonario le costó horrores reemplazarlo. Por eso, la decisión de rescindir con el Cruz Azul y volver a ponerse La Banda fue una grata noticia para Marcelo Gallardo y para todo River, a pesar de la poca continuidad que había conseguido en México en el último tiempo.

Si había alguna duda sobre su nivel, Ariel Rojas terminó de despejarla esta tarde/noche en Medellín. Es que el Chino fue uno de los puntos altos del equipo del Muñeco, en esa doble faceta que tiene que desempeñar como “doble cinco”. En la contención, fue la rueda de auxilio de Leo Ponzio, que volvió a sentirse cómodo y jugó casi de memoria con el ex-Godoy Cruz. A la hora de la elaboración, Nacho Fernández encontró un socio y River tuvo un poco más de fluidez en su juego.

Los números también avalaron la gran actuación del volante del Más Grande. Junto con Leo Ponzio y Sebastián Driussi, fue uno de los tres jugadores que más intervino en el juego. En cuanto a efectividad con el balón, dio un total de 47 pases: 35 correctos y 12 incorrectos. Apenas por debajo de Sebastián Driussi e Ignacio Fernández.  

Ariel Rojas volvió a mostrar ese nivel que tenía cuando emigró al fútbol azteca y le dio al elenco del Muñeco el equilibrio que añoraba desde hace tiempo. 

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario