Fútbol Profesional Noticias

| Uno x Uno | River Plate vs Melgar

LA CALIFICACIÓN DE LOS JUGADORES DE RIVER TRAS LA VICTORIA ANTE TIGRE (IMAGEN: Diego Haliasz II Prensa River)

Augusto Batalla (6): Si bien le metieron dos goles, estos fueron producto de la virtud del rival y carencias defensivas de River, más que de algún error de Augusto. El joven portero tuvo que actuar desde el principio, sacando un par de remates, y cortando bien al borde del área en otras ocasiones, interceptando el balón antes que los atacantes rivales. Logró mostrar seguridad.

Jorge Moreira (7): Alguno dirá que tuvo desaciertos en la finalización de algunas jugadas, pero anoche fue una pieza vital en el circuito ofensivo del equipo. Fue importante su colaboración con el Pity Martínez y Nacho Fernández, y creó muchísimos problemas para el rival llegando lejos hasta el área contraria y andando centros. Como toda la defensa, tuvo momentos de zozobra al principio del partido pero pudo reponerse y lograr un contundente desempeño.

Jonatan Maidana (6.5): Empezó con problemas para resolver el ataque rival cuando rompían el offside, que no estuvo tan afinado en su implementación, pero completó un gran partido, cortando ataques a veces en campo rival, y siendo importante en el traslado del balón y la salida desde atrás.

Lucas Martínez Quarta (7.5): De esos centrales típicos de River, con buen juego, visión y clase. Paladar negro, aún en un puesto que no tiene que serlo de por sí. Pero esto es River. Y Lucas es un muchacho que cada partido gana en confianza, y el de anoche le dará más aún. Ya no deja dudas sobre quien es el dueño del puesto. Ayer se mandó una jugada excepcional para asistir a Nacho Fernández en el primer gol, y luego definió con una chilena para poner arriba a River. En el segundo tiempo se dedicó a la prolija salida desde el fondo.

Milton Casco (6.5): Otro que pasó muchísimo al ataque, y se lo vio bastante picante, incluso rematando al arco con intenciones de gol. Usó su velocidad para crear ataques muy verticales y peligrosos. Se complementó bien con Martínez. Abajo no tuvo mayores problemas después de los primeros 20 minutos.

Leonardo Ponzio (6): Pasó inadvertido, ya que el fútbol de River pasó más que nada por los generadores ofensivos. Tampoco necesitó de tirarse al pasto mucho, y eso es una buena señal. En el segundo tiempo se dedicó a traspasar el balón de un lado a otro.

Ariel Rojas (7.5): El gran balanceador de este equipo, el que puso todas piezas en su lugar y ha hecho posible este gran presente del equipo. Ayudó en la contención del rival y fue una rueda de auxilio siempre para los atacantes. Presionó siempre, causando errores en el rival. En el primer tiempo se mandó un par de lujos por la banda derecha, dejando en ridículo a sus defensores. Un crack, Gallardo lo reemplazó para el merecido aplauso.

Ignacio Fernández (8): Un hombre con toda la confianza del mundo, que se siente libre para hacer lo que quiere e intentar lo que se propone. Este hombre dista mucho del muchacho que era el año pasado. Su tiempo de adaptación pasó y ahora estamos viendo su mejor versión. Puntualmente, ayer desde el comienzo intentó el desequilibrio, pateando desde lejos, intentando el desborde por la línea de fondo y llegando al área con peligro, para marcar con un hermoso recurso de taco, y luego asistiendo a Martínez Quarta en el tercer gol al ganar un cabezazo en el área. Cumplió una brillante tarea conectándose con Martínez y Driussi.

Gonzalo Martínez (7): Estuvo impreciso en la definición de las jugadas, pero fue muy importante en la elaboración de los ataques y en el juego interno de River, tocando la pelota con todos, siendo el nexo entre Driussi, Nacho, Rojas, y los laterales. Difícil para el rival de contener por su habilidad. De esa manera “se cansó” de dejar rivales por el camino. Otra gran actuación del Pity, que también se retiró para el aplauso de la gente.

Sebastián Driussi (8): No sólo aportó su oportunismo para el gol, como en el primero de su cuenta personal, en la que reconoció lo que iba a hacer Alario para anticipar al defensor, sino que también aportó su movilidad y habilidad para ser parte vital del circuito futbolístico de River. Activo, rotó por todo el frente de ataque, buscando siempre al mejor ubicado para tirar una pared. Ya en el segundo tiempo, definió una jugada magistral rompiéndole el arco a Penny. Estelar actuación del delantero.

Lucas Alario (7): Excelente en su rol de pivot, también fue importante saliendo del área y maniobrando con el balón. No tuvo tantas oportunidades, pero ganó de cabeza perfectamente para asistir a Driussi en el segundo gol de River. Se bancó todo arriba.

Ingresaron:

Rodrigo Mora (6.5): Otra vez influyente, su cambio le agregó un nuevo vértigo al ataque y nuevos problemas al rival. No marcó, pero fue trascendente en la búsqueda por el costado y el centro al área. También se juntó correctamente con los de arriba.

Exequiel Palacios (5.5): Muy poco tiempo para demostrar sus cualidades, pero no desentonó.

Carlos Auzqui (5.5): Tampoco tuvo mucho tiempo para influenciar el partido, y tampoco desentonó.

Marcelo Gallardo – DT: Da gusto ver al equipo jugar de esta manera, mas allá de algún error defensivo al comienzo del partido (que eventualmente tendrá que solucionar). Cuando un equipo juega de esta manera, es difícil vencerlo. Lo del segundo tiempo fue una sinfonía. Se nota que encontró al equipo, y se nota que las horas de entrenamiento han dado su fruto. Rápido, veloz mentalmente, este es un equipo que juega a un toque y casi de memoria. Ojala se pueda continuar de esta manera. Bien también en los cambios para que Rojas, Driussi y Martínez reciban su ovación.

Arbitro, Raúl Orosco: Muy Bien.

Fanático de todas las actividades y deportes del mundo River. Amante del análisis futbolístico. Fundador de las Filiales en NY y Brooklyn.

Dejá tu comentario