Fútbol Profesional

“Con esta camiseta la presión la tenés siempre”

NICOLÁS DOMINGO, CONTENTO POR VOLVER A SUMAR MINUTOS OFICIALES (IMAGEN: La Máquina)

(INCLUYE VIDEO) Nicolás Domingo analizó su regreso al primer equipo y destacó la importancia de haber acortado distancias con el líder del torneo local. Además, habló de la competencia interna para “destronar” a Leo Ponzio y de las presiones que impone la camiseta de River. 

River sacó adelante un partido durísimo. De esos que sirven para medir si un equipo está para ser protagonista o un simple actor de reparto. Por eso a la hora de analizar la victoria ante Tigre, Nicolás Domingo resaltó la importancia del resultado, más allá de no haber redondeado una buena actuación: “Traté de brindarme al máximo como lo hago siempre por el grupo, para devolverle la confianza al entrenador y obviamente por uno mismo. Contento porque ganamos, que era lo más importante. Cuando nos enteramos del resultado de Boca, necesitábamos ganar, en una cancha difícil. Creo que rescato eso como lo más importante. En el transcurso del partido hubo algunas imprecisiones lógicas de cuando te toca jugar poco, pero siempre dejando todo”, reconoció.

Pese a no tener tantas chances en el último tiempo, el mediocampista destacó la tarea del entrenador millonario, dado que mantiene a todo el plantel motivado: “Todos nos sentimos valorados. Marcelo nos hace sentir a todos partícipes. Obviamente que él después elige un equipo, el equipo está funcionando bien, entonces hay que hacer los menos retoques posibles. Venimos de una racha de victorias, bien posicionados en los dos torneos. Hay que seguir de la misma manera, estar a la orden y entrenarse día a día al máximo, es lo que Marcelo nos inculca todos los días”, señaló.

¿Qué fue lo que le pidió Marcelo Gallardo el último domingo ante Tigre? “Que trate de cubrir las espaldas de Nacho y de Ariel, que trate de estar cerca de los dos centrales. Que tratara de hacer lo que hace Leo, que son los relevos, jugar simple, a dos toques, y tratar de presionar a la espalda de Nacho y Ariel. Uno trata de esforzarse, de mantenerse en ritmo de competencia entrenando, que no es lo mismo pero Marcelo nos exige día a día para que esa diferencia de competencia no se note”, apuntó Domingo.

“Por momentos uno queda descompensado. Ahí es cuando tenemos que tratar de intuir si presionamos y tratamos de cortar el avance o si retrocedemos junto con los centrales y demorar al equipo rival para que llegue la ayuda. Muchas veces nuestro trabajo no se ve o no brilla, pero preferimos que sea así y nuestro compañeros lo sigan haciendo de la manera que lo vienen haciendo”, agregó.

En cuanto a su rendimiento individual, el ex-Banfield prefirió poner el foco en lo colectivo: “Primero analizo el equipo. Creo que en los 90 minutos hemos sido superiores. Necesitábamos ganar este partido porque sino no acortábamos nunca esos puntos de diferencia que seguimos teniendo con el rival directo. Y lo ganamos. A partir de ahí estoy contento porque el equipo ganó, por momentos funcionó bien. Obviamente que después hay muchas cosas por mejorar”, admitió.

Consultado por LA MÁQUINA sobre la presión que significa vestir el manto sagrado, el mediocampista de La Banda aseguró: “Uno con esta camiseta la presión la tiene siempre. Nosotros respondemos a uno de los equipos más grandes de América y del mundo. No tenemos excusas. Tenemos que tratar cuando no nos toca de entrenarnos al máximo, cuando nos toca no pensar bajo qué circunstancias nos toca y tratar de rendir a nuestros compañeros y el cuerpo técnico”, afirmó.

Por su parte, se refirió a la batalla por conseguir un lugar entre los once con tantos volantes centrales: “Tenemos un gran grupo y la competencia existe. Para que un equipo crezca necesita que haya una competencia interna y obviamente sana, como la que tenemos. Tenemos que competir para que Leo, que hoy es el titular en este puesto, no se relaje y el equipo siga funcionando de la mejor manera y para cuando a nosotros nos toca entrar estemos preparados de la mejor manera, porque si uno se relaja en los entrenamientos y en la semana, cuando le toca es muy difícil funcionar”, remarcó.

Para cerrar, explicó por qué sumó tan pocos minutos en este 2017: “Son circunstancias que a cada futbolista le va tocando. El primer semestre que volví me tocó jugar casi todos los partidos. Después me tocó salir y hoy me toca pelearla de atrás. Pero formo parte de un equipo, necesitamos todos tirar para el mismo lado. Es la única forma de ganar. Se vienen partidos muy importantes y si logramos algo, lo va a lograr el equipo”, concluyó.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario