Fútbol Profesional

River pisó fuerte en Perú y aseguró su liderazgo

RIVER GANÓ EN AREQUIPA Y ASEGURÓ EL PRIMER PUESTO EN EL GRUPO (IMAGEN: Diego Haliasz II Prensa River)

Con goles de Lucas Alario, Camilo Mayada e Ignacio Fernández, el Más Grande superó al Melgar por 3 a 2 en Arequipa y consiguió puntaje ideal en condición de visitante. Con esta victoria, aseguró su liderazgo en el Grupo 3 de la Copa Libertadores.

River hizo fácil lo difícil. Al menos en un certamen como la Copa Libertadores, donde la localía suele pesar más que en otro tipo de torneos. Sin embargo, el equipo de Marcelo Gallardo volvió a pisar fuerte fuera de casa y consiguió en Perú mucho más de lo que necesitaba.

En la primera etapa, el elenco del Muñeco se hizo dueño del partido y de la pelota. Con la presión alta que lo caracteriza, pareció olvidarse de la altura y asfixió al humilde Melgar, que exhibió todas sus limitaciones individuales y colectivas. 

A los 14 minutos, a la salida de un córner, Lucas Alario definió sin dejarla tocar el piso abajo del arco y anotó el primer tanto de la noche. Cinco minutos después, el millonario pareció sentenciar la historia, con un contragolpe certero que terminó en una buena acción individual de Tomás Andrade, el rebote del arquero tras el remate del zurdo y la definición de Camilo Mayada. 

Sin embargo, el local esbozó algo de reacción cuatro minutos más tarde, tras una pelota cruzada que no agarró bien pisados ni a Jorge Moreira ni a Arturo Mina. Omar Fernández la clavó al primer palo de Augusto Batalla y logró el descuento inmerecido, al menos hasta ahí.

En el complemento, el elenco de Marcelo Gallardo comenzó a sentir los efectos de la altura. Por eso debió salir rápidamente Lucas Alario. A los 16 minutos, luego de un desacople insólito entre Mayada y Lollo, el goleador Emanuel Herrera aprovechó el obsequio y estampó el 2 a 2.

River se empató solo. Pero daba la sensación que si iba a fondo, lo iba a lastimar al Melgar. Por eso Napoleón mandó a la cancha a Gonzalo Martínez en primer tiempo, y un poco más tarde a Sebastián Driussi. Dos minutos antes del ingreso del goleador, construyó otro gran contragolpe que nació en los pies de Nacho y terminó en la cabeza del propio Fernández, luego de un gran centro y desborde de Camilo Mayada. 

El gol de Nacho cerró el telón del partido. Melgar se quedó sin fuerzas y River manejó el partido a piaccere. Hasta pudo estirar la diferencia con un mano a mano de Carlos Auzqui, que volvió a fallar ante el arquero, como sucedió hace unos días atrás en el superclásico. Poco importa. El millonario consiguió los tres puntos que lo ponen como líder indiscutido del Grupo 3 y como el mejor equipo, hasta acá, de la Copa. ¡A esperar el sorteo con el primer puesto en el bolsillo!

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario