Fútbol Profesional

River no levanta cabeza

RIVER SUFRIÓ UNA NUEVA DERROTA EN LA SUPERLIGA (IMAGEN: Getty)

Con goles de Nicolás Colazo y Brahian Aleman, Gimnasia de La Plata venció a River 2 a 1 sobre el final y le propinó al equipo de Marcelo Gallardo un nuevo cachetazo. El único tanto del millonario en El Bosque lo anotó Ignacio Scocco de tiro libre. 

River cerró la primera parte de la Superliga de la peor manera: con una nueva derrota y un sinfín de dudas sobre su funcionamiento en todas las líneas. Es que el equipo de Marcelo Gallardo sigue sin respuestas anímicas y futbolísticas. Desde aquella eliminación con Lanús, cada partido es un calvario. El encuentro en el Bosque platense no fue la excepción.

Luego de una primera etapa donde el millonario fue levemente superior al local, en el complemento comenzaron a llegar las emociones. Como sucedió hace unas semanas atrás en Avellaneda, de un córner a favor y un error en el retroceso llegó el tanto del rival. Esta vez, el que falló fue Milton Casco, que falló en la entrega y posibilitó que Nicolás Dibble escapara casi sin marca desde su propio campo. Enrique Bologna alcanzó a tapar su disparo, pero el rebote lo aprovechó Nicolás Colazo, que puso el 1 a 0 de manera insólita.

Que el elenco de Marcelo Gallardo mereció el empate, es cierto. Sobre todo a partir del ingreso de Gonzalo Martínez, que comenzó a generar peligro sobre la banda izquierda y a “fabricar” algunas faltas, siempre desaprovechadas por los lanzadores de River. Sin embargo, desde un tiro libre en la puerta del área, Nacho Scocco la colgó de un ángulo (con cierta complicidad de Alexis Martín Arias) y le dio la igualdad al equipo del Muñeco.

Más allá de la búsqueda y las intenciones de River, cada vez que Gimnasia decidió atacar a River, lo complicó. Y cuando no lo hizo, el propio millonario cometió errores no forzados que pusieron en peligro el arco de Bologna. Cuando el partido tenía destino de 1 a 1, Brahian Aleman recibió el balón en la puerta del área, con tanto tiempo y espacio para decidir que terminó clavando un zapatazo en el ángulo inferior derecho. Inatajable para el #25 de La Banda.

Así, el Más Grande volvió a recibir un duro revés en el certamen local y se despidió de la Superliga muy lejos de la punta, las aspiraciones y el funcionamiento deseado. 

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario