Fútbol Profesional

A seguir negociando

LUCAS PRATTO AGUARDA OTRA OFERTA DE RIVER PARA SUMARSE A LA PRETEMPORADA EN MIAMI.

Raí, Director Ejecutivo del Sao Paulo, reconoció que Lucas Pratto desea emigrar a River por una cuestión familiar, pero aclaró que la oferta que realizó el millonario hasta aquí es insuficiente. “Es una negociación que se va a alargar un tiempo más”, adelantó el directivo.

Dos pasos para adelante, uno para atrás. Así parecen avanzar las negociaciones con el Sao Paulo, que está dispuesto a escuchar ofertas por Lucas Pratto, pero está firme en su postura y no cede más allá de las firmes intenciones de River y del propio jugador. 

Este mediodía, Raí (Director Deportivo del Sao Paulo) explicó en conferencia de prensa cuál es la situación del Oso: “Él quiere jugar en Argentina, pero nos dijo que solo se va si la propuesta es buena para Sao Paulo. En este momento nos llegó una oferta, pero no nos sirve todavía. Es una negociación que se va a alargar un tiempo más”, indicó.

Más allá de la urgencia del millonario y las ganas del atacante de vestir La Banda roja cuanto antes, el directivo reveló: “El vino, nos pidió una charla, hablamos francamente dónde él nos dijo que quiere salir por motivos personales, familiares, pero quiero dejar muy en claro el carácter y el profesionalismo del jugador, es impresionante. Su posible salida se da por una cuestión particular, que lo hace tener el deseo de ir hacia su país, pero nunca dejó São Paulo al costado y siempre demostró su compromiso con el club, reconoció.

La primera oferta del club de Núñez, cercana a los 10 millones de dólares (unos 30 millones de Reales) no satisfizo a la dirigencia paulista, que ya le comunicó a River que deberá elevar la oferta y mejorar algunas condiciones en la forma de pago para poder adquirir al delantero que pide Marcelo Gallardo. A seguir negociando.

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario