Fútbol Profesional

Pinola: “Fueron seis meses de adaptación”

JAVIER PINOLA SUEÑA CON UN GRAN AÑO PARA RIVER (IMAGEN: Diego Haliasz II Prensa River)

(INCLUYE VIDEO) Javier Pinola hizo un balance de los primeros seis meses en River y apuntó a la falta de pretemporada como una de las razones principales de su bajón futbolístico. “Uno se ponía en la cabeza que quería dar más, pero el cuerpo no respondía”, reconoció.

Nunca dejó de ser autocrítico. Nunca dejó de admitir que no estaba a la altura de lo que él deseaba y River necesitaba. Luego de atravesar sus primeros seis meses en River, Javier Pinola contó cómo está viviendo su primera pretemporada con el Más Grande: “Muy contento por cómo arrancamos. Hay que tener en cuenta que cada vez las pretemporadas son más cortas. No hay tiempo, más en un año de mundial en el que el campeonato hay que terminarlo antes. Esto es lo que le gusta al jugador, que los trabajos sean con pelota. Lógicamente son intensos, cansan, pero qué linda es la sensación cuando uno termina, pudo dar todo y se siente bien para el próximo entrenamiento”, expresó el defensor millonario en diálogo con TyC Sports.  

Por su parte, el ex-Rosario Central aseguró que hoy está mejor desde lo físico que a mitad de año, cuando desembarcó en River: “Las vacaciones vinieron muy bien para bajar un poquito, después de haber estado mucho tiempo sin tener descanso y de todos los cambios que uno experimentó en junio y julio. En ese tiempito de relajación, de vacaciones, me puse a entrenar como lo había hecho toda mi vida antes de iniciar una pretemporada, sin descuidar que eran las vacaciones y poder disfrutar los momentos libres con mis amigos y mis hijos. Después arrancar la pretemporada con todo. A medida que uno se va sintiendo cada día mejor, eso para la cabeza juega un papel fundamental”, afirmó.

Por último, hizo un balance de estos primeros seis meses en River y ahondó en las razones: “No estuve al nivel que yo pretendía por el que Marcelo me había ido a buscar. Fueron muchas cosas. Desde que me lesioné hasta que vine a River no había tenido vacaciones, porque en las vacaciones nuestras seguía intentando recuperarme, no paraba, porque quería volver lo antes posible. En su momento me dieron el alta y a las dos semanas ya inició el campeonato y estaba jugando, sin una pretemporada con el grupo. Después vino la transferencia, fue un cambio con mucho stress por todo lo que uno sufrió en carne propia. Cuando llegué era empezar a competir. Las vacaciones fueron muy cortas porque uno necesita mostrarse al club que llegué. No me había preparado de la manera ni con los tiempos como yo lo había hecho toda mi vida. Uno lo va sintiendo en el cuerpo. Se va poniendo en la cabeza que quiere dar más, pero el cuerpo no responde. Fue un semestre en el que experimenté muchas cosas, lo tomo como una adaptación, pero ya está. Ahora lo tomo con otra cabeza, vine con mucha más confianza, sin dudas que va a hacer un gran año”, concluyó. 

Periodista y productor de La Máquina en radio (Stentor AM 1590). Director de La Máquina en web. Hincha y socio de River desde el día 1 de mi vida. Se juega como se vive. Se vive como Labruna.

Dejá tu comentario