Fútbol Profesional

A llenarse de goles

LUCAS PRATTO PODRÍA SUMAR SUS PRIMEROS MINUTOS ANTE HURACÁN (IMAGEN: Diego Haliasz II Prensa River)

Lucas Pratto forma parte de la lista de concentrados y podría sumar sus primeros minutos oficiales el domingo ante Huracán, en el reinicio de la Superliga. En esta nota, el recorrido por la carrera del Oso en detalle, desde sus inicios en Defensores de Cambaceres hasta su última experiencia en Sao Paulo de Brasil y la Selección Nacional.

El conjunto de Marcelo Gallardo cerró el peor año desde que el “Muñeco” es entrenador. A pesar de haber obtenido la Copa Argentina, estuvo lejos de cumplir las expectativas. Hoy está prácticamente afuera del torneo local y luego de lo sucedido ante Lanús, debieron replantearse muchas cosas.

El semestre pasado River contrató a Ignacio Scocco, hombre de vital importancia en el ataque. Con 15 gritos en 22 partidos, fue la principal carta de gol del “Millonario”. Sin embargo, al ex-hombre de Newell´s se lo vio demasiado solitario en ofensiva. Es por eso que el DT fue en busca de otro delantero, un viejo anhelo desde hace varios mercados de pases: Lucas Pratto.

El “Oso” comenzó su carrera en Defensores de Cambaceres de Ensenada, para recalar en 2004 en las inferiores de Boca Juniors. Allí se consagró campeón y goleador de la Quinta División, con una marca superior a los 20 goles.

En Junio de 2007 pasó a Tigre, club en el cuál se produjo su debut en Primera División. El rival fue San Lorenzo. Ese día ingresó en el minuto 16. En el conjunto de Victoria se desempeñó gran parte de su estadía como suplente, hasta la partida de Leandro Lázzaro en enero de 2008. Ese año pudo convertir su primer gol en Primera ante San Martín de San Juan. Sin embargo el paso por el “Matador” no fue el mejor, apenas 2 goles convertidos en 13 partidos jugados.

En Junio de ese año fue transferido en condición de préstamo por un año al Lyn Oslo de Noruega. Allí tuvo su primera experiencia en el fútbol europeo. En el conjunto nórdico disputó 25 partidos y convirtió 7 goles, para volver al club que lo vio nacer en el Apertura 2009. Sin embargo, en su segunda etapa en el conjunto “Xeneize” no contó con muchas chances, apenas 2 partidos jugados.

Un año más tarde pasó a Unión de Santa Fé, para disputar la segunda ronda del Torneo Nacional B. A pesar de no haber conseguido el ascenso, individualmente Lucas cumplió con una buena performance: anotó 6 goles y dio varias asistencias. Su actuación en el “Tatengue” lo llevó a la Universidad Católica de Chile, entidad que produjo un quiebre en su carrera.

El “Oso” llegó a tierras trasandinas en junio de 2010, mediante una negociación entre Boca y el conjunto “Cruzado” por el pase de Gary Medel al conjunto de la Ribera. Y no pudo haber tenido un mejor debut, ya que con apenas 3 minutos en cancha anotó su primer gol en el elenco chileno en el empate en 1 ante Everton. El 21 de noviembre del mismo año convirtió el 4-2 definitivo en el clásico ante la Universidad de Chile, para coronarse con el torneo el 5 de Diciembre. Anotó 4 goles en 17 partidos.

En la Copa Libertadores del mismo año también tuvo vital importancia sus 2 goles a Vélez Sarsfield en Buenos Aires, en el histórico triunfo 4-3 de la UC en fase de grupos, donde su equipo fue líder del Grupo 4. En los Octavos de Final, enfrentaron a Gremio. En el partido de ida, ganó la Universidad Católica por 2-1 en Porto Alegre con 2 goles de Pratto. Fue uno de los goleadores de la Copa Libertadores con 6 tantos en total convertidos. En dicho año también se consagró goleador del equipo con la misma cantidad que en el torneo continental.

Por su actuación en el conjunto trasandino, le llegó una nueva chance en el fútbol europeo, esta vez en el Calcio. Más precisamente en el Genoa, Pero su paso por el conjunto “Tano” no fue nada fructífero, ya que nunca pudo ganarse la titularidad. Apenas 4 goles convertidos: 1 por la liga y 3 por Copa Italia. Allí apenas disputó la primera rueda de la temporada, para luego ser cedido en calidad de préstamo con opción de compra a Vélez Sarsfield, para disputar únicamente la Copa Libertadores, ya que llegaba como tercer refuerzo. Tras la lesión de Emanuel Olivera, pudo jugar el torneo local.

Su debut en el “Fortín” se produjo el 22 de febrero de 2012, ingresando en reemplazo de Juan Manuel Martínez, en el encuentro ante Chivas de Guadalajara por el grupo 7 del máximo torneo continental. Su primer gol con la “V azulada”, fue por los octavos de final de la Copa Argentina ante Rosario Central, en el empate en 1 y posterior derrota del conjunto de Villa Luro, en la tanda de penales.

El 11 de abril convirtió un gol en Copa Libertadores 2012, sentenciando el 2-0 contra Guadalajara en México, el gol fue tras un excelente pase de Víctor Zapata, que luego de una corrida definió abajo, al palo izquierdo del arquero. Con la victoria selló la clasificación de Vélez Sarsfield a Octavos de Final.​ El equipo de Liniers se medió en la siguiente fase contra Atlético Nacional de Colombia. En la ida, disputada en el Estadio Atanasio Girardot de Medellín, obtuvo la victoria por la mínima. En la vuelta jugada en el Amalfitani, fue empate 1-1. De esa forma, le dio el pase de ronda. El Fortín finalmente quedó eliminado por penales en Cuartos de Final ante el Santos de Brasil. A pesar de no cumplir con los objetivos y no obtener ninguno de los 3 títulos (Copa Libertadores, Argentina y Torneo local), Lucas tuvo una temporada más que aceptable, lo cual le valió la titularidad al semestre siguiente. En dicho torneo convirtió 7 tantos, entre ellos uno en la victoria en el clásico ante All Boys y una semana más tarde se coronaría campeón del torneo con la institución de Liniers, al vencer a Unión en condición de local.

A principios de 2013 el “Fortín” adquirió su pase por la suma de €2.400.000. Sin embargo, ese no sería un buen torneo, ni en lo personal ni en lo colectivo, ya que apenas convirtió 2 goles en el torneo. Cabe recordar que el conjunto velezano se encontraba disputando la Copa Libertadores, certamen del que quedaría eliminado en octavos de final a manos de Newell´s Old Boys. Justamente ante la “Lepra” disputó la “Copa Campeonato”, que enfrentaba a los ganadores de los Torneos Inicial y Final. Allí, el “9” tuvo su revancha y convirtió el único tanto que le permitió celebrar un nuevo título.

Al semestre siguiente con la vuelta de Mauro Zárate, formarían una dupla letal. En ese año el “Fortín” peleó el torneo hasta las últimas consecuencias pero se ubicó tercero. En ese torneo el “Oso” anotó en 7 ocasiones. Ese año fue elegido el Mejor Jugador de Vélez. Pero luego no tuvo un buen año a nivel competencias internacionales, ya que tanto en la Sudamericana 2013 como en la Libertadores 2014 quedaría eliminado en cuartos y octavos respectivamente.

El 2014 lo inició con un título, ya que venció a Arsenal de Sarandí, por la Supercopa Argentina. Sin embargo, el torneo de aquel año no fue el mejor. Aunque metió varias asistencias, apenas pudo convertir un gol. A pesar de no haber obtenido ningún título, luego de la partida de Mauro Zárate al fútbol inglés, Pratto se convirtió en la figura del equipo, incluso fue goleador del torneo con 11 tantos, al igual que Maximiliano Rodríguez (NOB) y Silvio Romero (Lanús). Sus últimos goles con la camiseta “Fortinera” fue un doblete ante Defensa y Justicia. En ese año obtuvo el premio Olimpia de Plata al Mejor Futbolista del Año, lo que le vale la transferencia al Atlético Mineiro de Brasil.

Con los “Galos” anotó en su debut ante el Tupi FC por la primera fecha del Mineirao. En sus primeros meses con el conjunto brasileño se consagró campeón, lo cual le vale el premio al mejor jugador del torneo y es incluido en el equipo ideal. Sólo un año en el Mineiro y 42 goles en 107 presentaciones, fueron suficientes para que el Sao Paulo y Edgardo Bauza, DT de la Selección Argentina por aquel entonces, posaran sus ojos en él. 

Con el conjunto Paulista disputó 48 partidos y convirtió 14 goles. Además, por si fuera poco es, el futbolista extranjero con mayor cantidad de goles en el Brasileirao desde el 2015, por encima incluso de Paolo Guerrero.

Por su parte con la “albiceleste” disputó 3 encuentros correspondientes a las Eliminatorias de Rusia 2018. Su debut fue en la victoria por la mínima ante Uruguay, pero ante Venezuela en Mérida se dio el lujo de anotar el descuento, que luego derivaría en el empate argentino, y por si fuera poco también se anotó en la goleada ante Colombia por 3-0. Motivos más que suficientes para que los hinchas de River se ilusionen con quedar “Gordos de Goles”.

Dejá tu comentario